<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Djokovic da positivo por COVID-19 tras organizar un polémico torneo

Djokovic es objeto de duras críticas internacionales por considerar que menospreció la pandemia. Un estadio lleno, con prácticamente nadie portando la máscara y jugadores abrazándose en la pista o cenando juntos sin ninguna medida de precaución fueron las imágenes comunes del torneo

El número uno mundial del tenis, el serbio Novak Djokovic, anunció este martes que ha dado positivo por COVID-19. De esta forma se amplía la lista de jugadores contagiados tras el torneo de exhibición, el Adria Tour, que organizó en los Balcanes.

«Novak Djokovic dio positivo por COVID-19», señaló en un comunicado su equipo. Sin embargo, el comunicado señala que no sufre «ningún síntoma».

«Desde la llegada a Belgrado (procedente de Zadar, Croacia, donde se disputó sábado y domingo la segunda cita del torneo), fuimos a hacer el test. El mío y el de Jelena (su esposa) dieron positivo. Los de los niños negativos», declaró Djokovic en el comunicado.

El número 1 dijo estar «completamente desolado por cada caso individual de contaminación». «Espero que el número de contagiados no aumente», añadió.

Djokovic es así el séptimo caso de coronavirus entre los participantes y asistentes al citado torneo, que fue interrumpido el pasado domingo tras conocerse el caso positivo del búlgaro Grigor Dimitrov (19).

Los demás son el croata Borna Coric, el serbio Victor Troicki y su mujer, y dos entrenadores, uno del propio Novak Djokovic, Marko Paniki, y el de Dimitrov, Kristijan Groh.

Djokovic espera que los casos no aumenten

Djokovic es objeto de duras críticas internacionales por considerar que menospreció la pandemia. Además aseguran que en la competición no se respetaron las medidas para evitar contagios. Sin embargo, el tenista lamentó los casos que se han dado hasta ahora y expresó su esperanza de que no aumenten.

«Hemos organizado el torneo en el momento en que el virus bajaba, confiando en que se habían dado las condiciones para su celebración», resaltó.

«Todo lo que hemos hecho desde hace un mes lo hicimos con todo el corazón e intenciones sinceras», añadió el serbio. Además recordó que el torneo fue organizado «con la idea de ayudar a los jugadores de tenis de la región, de crear condiciones para que jueguen y para que tengan ingresos con el objetivo de remontar más fácilmente este periodo difícil».

Ninguna medida de seguridad

Un estadio lleno, con prácticamente nadie portando la máscara y jugadores abrazándose en la pista, cenando juntos sin ninguna medida de precaución y una fiesta en una discoteca en la que se pudo ver a Djokovic y Dimitrov entre otros sin camisa, además de partidos de básquetbol sin restricciones. Estas fueron las imágenes que había dejado la etapa de Belgrado del Adria Tour.

Ninguno de estos actos iba en contra de las reglas de las autoridades sanitarias de Serbia, sin embargo sí rompían con las recomendaciones generales de la OMS.

«Organizamos el torneo en el momento en el que el virus se debilitaba, creyendo que se reunían las condiciones para su celebración», insistió Djokovic en el comunicado, añadiendo que la idea era enviar «mensajes de solidaridad, de respeto y de fair-play».

El último campeón del Abierto de Australia añadió que estaría aislado durante 14 días y que volvería a someterse a un test en cinco días.

El torneo de Djokovic se jugó del 12 al 14 de junio en Belgrado, y el pasado fin de semana se celebró la segunda etapa en Zadar.

Falleció por COVID-19 el diputado zuliano Hernán Alemán

Acusado, entre otros cargos, por traición a la patria, conspiración e instigación a la insurrección, el legislador Hernán Alemán se encontraba en el exilio. Informó en junio sobre su contagio con el coronavirus y hoy se dio a conocer la noticia de su muerte en Bogotá

De la estupidez a la locura

¿A qué territorios conduce el discurso que no da respuestas a situaciones reales? Ante los problemas que se plantean con el Esequibo, la Unión Europea y las elecciones parlamentarias, desde el poder solo se ofrece propaganda y desahogo verbal. Ramón Guillermo Aveledo analiza el drama