<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Docentes en Carabobo protestaron por segundo día por salarios dignos

Por segundo día consecutivo, docentes en el estado Carabobo protestaron en medio de la paralización de actividades por 48 horas para exigir salarios dignos, mejoras laborales y contrato colectivo.

Docentes en Carabobo protestaron por segundo día por salarios dignos

La manifestación pacífica  se efectuó en el cruce de las avenidas Cedeño y Bolívar de la ciudad de Valencia. Allí  los docentes desplegaron sus pancartas y vociferaron sus consignas sin cesar: “Y no, no me quiero ir, quiero un sueldo justo pa quedarme en mi país”, “docentes unidos jamás serán vencidos”.

Según diversos representantes sindicales, la paralización superaba el 90% en la segunda jornada de lucha por las reivindicaciones.

Luis Guillermo Padrón, representante de la Federación Venezolana de Maestros en Carabobo, dijo que mantienen el espíritu de lucha que siempre ha tenido el magisterio ante las instancias gubernamentales.

“Quien le ha faltado el derecho a los niños y se los ha violentado es el Estado, al negarles la comida durante un año a los estudiantes (…). Aquí los maestros, a pesar de que no tienen zapatos, a pesar de que no tienen ropa, con su nobleza de docentes se van a las escuelas y siguen dando clases a nuestros niños, y aún así lo que están recibiendo es amedrentamiento e insultos”, afirmó Padrón en medio de la protesta que fue custodiada por la policía de Carabobo y la policía municipal de Valencia.

Además, el dirigente sindical pidió que se reconozca el contrato único que ampara a los docentes del estado Carabobo. Aseguró que se mantendrán firmes en la lucha sin caer en provocaciones de ningún tipo.

“Nosotros denunciaremos, con nombres y apellidos, a todos los directores que estén amedrentando a nuestros colegas”.

También adelantó que si no se escuchan sus exigencias, convocarán a una paralización de 72 horas continuas.

Sin zapatos pero con compromiso

Una de las docentes que se unió a la protesta fue Maritza Vera. Ella es el sostén de cuatro personas de su familia. La crisis económica la ha hecho perder 35 kilos.

Maritza desarrolla su trabajo en una escuela para niños con condición de discapacidad.

“O pago transporte o compro zapatos, ya no tengo zapatos”, aseguró.

Dijo que los docentes hacen su trabajo con las uñas, pero se mantienen en pie de lucha por la vocación que les anima a seguir, a pesar de las adversidades.

“Yo lo que gano son 65.000 bolívares quincenales que ¿para qué me alcanzan?, para nada”, indicó la mujer de 57 años que también manifestó que muchos de sus colegas han fallecido porque no cuentan con el seguro de Hospitalización, Cirugía y Maternidad. Y cuando mueren tampoco tienen cubiertos los gastos funerarios.

Otros gremios

A la actividad se unieron representantes de otros gremios profesionales en Carabobo, entre ellos los profesores de la Universidad de Carabobo y el Colegio de Enfermeros del estado.

Julio García, presidente del Colegio de Enfermeros en la entidad, explicó que acompañaron a los docentes porque la lucha por la dignificación del trabajo y el salario los aglutina por igual.

Expresó que ya se acerca la temporada navideña y eso aumenta la preocupación de aquellos que tienen niños, pues están conscientes de que es imposible comprar juguete y ropas para ello en esa época a causa de la crisis económica que viven los trabajadores venezolanos.

Por su parte, Gerardo Vásquez, vicepresidente de la Asociación de Profesores de la Universidad de Carabobo, dijo que los universitarios son solidarios con los docentes y apostó a la unidad de todo el sector educativo.