Dólar, Reconversión y Petro, una oportunidad perdida

Desde este lunes 20 de agosto los venezolanos se enfrentan a la decisión del gobierno de establecer un nuevo esquema de reconversión monetaria y nueva referencia de anclaje cambiario (el Petro) que tendrá efectos e impacto inmediato y futuro sobre la economía, sus variables y el mercado.

Hay varios aspectos a considerar. La reconversión y eliminación de ceros no soluciona en ninguna medida la hiperinflación, ya que no ataca la raíz del problema que es la emisión de dinero sin respaldo, controles de cambio y precios que han destruido tanto el sistema de precios relativos, la estabilidad y poder de compra del bolívar, como la producción nacional.
La solución no es sacar otra moneda cambiando su nombre con cinco ceros menos, es controlar la hiperinflación, cambiar el modelo y generar confianza.
La reconversión monetaria a través de la eliminación de 5 ceros a la moneda es una medida más bien orientada a tratar de crear una ilusión monetaria. Pretende minimizar, a través de la presentación de nuevos precios, el impacto que trae consigo la hiperinflación. Por otra parte, también busca solucionar el problema con los registros digitales, puntos de venta y softwares administrativos y contables de las empresas, que fue creado  al requerirse de más campos para expresar los precios cada vez mayores de los productos y servicios.
El Petro: el anuncio de que el nuevo Bolívar Soberano estaría anclado al Petro, un criptoactivo que todavía a la fecha no se ha implementado formalmente, abre muchas dudas sobre ciertos aspectos que deben ser aclarados para disipar tantas interrogantes en relación a ese anclaje de la nueva moneda y su cálculo de paridad.
¿Bolívar Soberano anclado al Petro? Son muchas las preguntas y dudas que genera esa característica ¿Que significa que el nuevo bolívar esté anclado al Petro, un «currency peg», sin ser una moneda fiduciaria o fiat money? ¿Quiere decir que el bolívar no estará atada su paridad y valor a ninguna moneda en divisas, igualmente su respaldo? ¿Solo la criptomoneda Petro será la referencia de cambio y valor?
El significado exacto de “respaldo” del Petro con petróleo, es otra de las interrogantes. De acuerdo al decreto donde se establecen las bases del criptoactivo venezolano, los tenedores del Petro podrían tener el derecho de intercambiar una unidad de la moneda por el activo subyacente. Pero el petróleo que lo respalda no ha sido extraído del subsuelo, por lo tanto, es físicamente imposible para el gobierno darle al tenedor del Petro un activo a cambio de su moneda de forma inmediata. Se requieren miles de millones de dólares y años de producción para generar los barriles de respaldo de cada Petro. Con una industria petrolera muy endeudada y con caída sostenida de producción,  ¿con qué petróleo o productos se van a cancelar los petros en caso de que su respaldo se haga exigible?
Una incógnita clave del esquema de anclaje de bolívar Soberano con el Petro y de su operatividad y viabilidad futura es cuál va a ser su política de emisión con respecto al Bolívar y la base monetaria existente.
Partimos del hecho que la emisión del Petro fue de 100 millones de Petros y que en su proceso de colocación de acuerdo al «White paper» la emisión es de ochenta y dos millones cuatrocientos mil (82.400.000) ofrecidos al mercado en dos etapas.
Preventa privada = 38,40 % (equivalente a 38.400.000 (tokens)
II. Oferta inicial = 44,00 % (equivalente a 44.000.000 petros) a un precio de referencia de US$ 60,00., tendríamos que la cantidad de bolívares soberanos a ser emitidos va a depender de los petros emitidos o por emitir (El bloque petrolero Ayacucho I, que fue asignado al Petro tiene certificados 5.342 millones de barriles.
¿Cómo se controlara la emisión de Petros? ¿Quién la controla, el BCV o la Superintendencia de Criptomonedas?. Mientras la emisión de una criptomoneda esté centralizada en un ente público y regulado por una Superintendencia de Criptomonedas, habrá el temor de que pueda ser manipulada en función de los objetivos cambiarios, fiscales o monetarios del gobierno. Existirán incentivos muy fuertes como para que el Estado actúe exactamente igual como lo ha hecho hasta ahora emitiendo bolívares inorgánicos sin respaldo.
Las criptomonedas conceptualmente no están controladas por ningún Estado ni por ningún banco central. Sus transacciones son anónimas. Las criptomonedas no tienen país de origen ni son emitidas por Gobiernos y tampoco cuentan con un respaldo jurídico único. Son solamente plataformas electrónicas que permiten hacer transacciones. Las criptomonedas están descentralizadas: no dependen de un servidor, un banco o un país para regular su valor. Es decir ningún individuo, gobierno o institución financiera la controla. Su condición descentralizada es un desafío al poder político y económico globalizado porque en principio amenaza el monopolio de los Estados a través de los bancos centrales de acuñar monedas e imprimir billetes. ¿Será el gobierno tan disciplinado ahora? Todo un reto sin duda.
Evaluación de medidas anunciadas:
Mercado Cambiario: hay poca claridad en cuanto al funcionamiento del mercado cambiario y sus agentes.
En cuanto al tipo de cambio, Maduro mencionó que estaría anclado y fluctuante y que habría subastas del Dicom. Esto hace pensar que hay varios mercados. La mayor sorpresa es que reconoce de la noche a la mañana que el diabólico Dólar Today es una referencia, y establece un tipo de cambio oficial base inicial de Bs. 6.000.000. Esto suponemos será la referencia del dólar Dicom. En en términos financieros implica una maxidevaluación del tipo de cambio oficial Dicom nunca antes registrada en ningún gobierno, que pasa de Bs.248.000,00 la última subasta al precio anunciado de Bs.6.000.000.
Sin financiamiento externo no hay dólares, y sin dólares no hay libre convertibilidad, por tanto, sigue el racionamiento de divisas y el control de cambios, y de tratar el gobierno de mantener el precio fijado de Bs.6000.000 la demanda será infinita y las asignaciones a sectores cercanos al gobierno hacen augurar que el arbitraje de precios y ganancias cambiarias fabulosas continuarán, manteniendo el mercado paralelo distorsionado y corrupto que hemos tenido en los últimos años, presionando mucho más los precios y la hiperinflación.
El gobierno debe dejar al mercado actuar. Si se abre el mercado y permiten que la divisa flote, el precio va a subir hasta encontrarse con la oferta y la demanda, logrando la estabilización del precio del dólar, en un mercado sin restricciones para la compra y la venta, en torno a sus valores de equilibrio, sustentado en otro conjunto de medidas que afiancen las posibilidades de crecimiento económico. Un mercado abierto y libre que sea la antesala al establecimiento de un esquema de dolarización plena de la economía. No queda otro camino. Lo otro es el fracaso que ya conocemos
Aumentos salariales: El aumento del salario mínimo en un 3.500% llevando el salario mínimo de Bs.5.126.000,00 a Bs. 180.000.000,00 o BsS 1.800,00, generara un impacto demoledor sobre las empresas, sobre todo pequeñas y medianas y comerciantes.
Esto puede resultar en despidos o cierres de empresas que no puedan cumplir con estos aumentos. El planteamiento de cubrir por parte del gobierno por 90 días parte del aumento a las Pymes no solo es de difícil administración en un país que la data e información actualizada y de registros es muy deficiente, al mismo tiempo que implica una erogación de miles de millones de bolívares cuya fuente de financiamiento se desconoce. ¿Cómo van a ser financiados? Además van en detrimento de lo que manifiestamente buscan las medidas, que es reducir a cero el déficit fiscal.
Estos es más evidente cuando el incremento de salario multiplica el gasto público, y la situación petrolera ha debilitado al extremo el principal ingreso del país. Sin financiamiento y sin resolver la brecha fiscal solo les queda seguir haciendo lo mismo: acudir al BCV para que siga imprimiendo ahora BsS.
Impuestos: Crea nuevos impuestos y formas de su pago con iguales efectos muy negativos en la estructura de costos de industrias y comercios. Al aumentar el IVA de 12% a 16%, al crear un impuesto especial a las transacciones financieras del 2% a las 133.000 empresas más grandes del país, al obligar a los empresarios a pagar el impuesto sobre la renta de manera semanal, al crear un impuesto especial de hasta el 2% en las operaciones bancarias en general, se incrementan adicionalmente las cargas contra los balances de las empresas y sobre todo en la formación de sus costos de producción.
La economía empresarial se torna inviable. Las medidas fiscales lucen insuficientes, pues la efectividad del IVA y del impuesto a transacciones financieras tiende a ser muy poca en medio del colapso de la actividad económica. El aumento de la gasolina tiene potencial de recaudación fiscal, pero igual muy lejos de cubrir el déficit cero que el gobierno desea.
El gobierno podrá emitir moneda inorgánica para pagar los sueldos de toda la administración pública que por cierto multiplicará el dinero en circulación (M2 y liquidez monetaria) mientras que la empresa privada tendrá que recurrir al aumento de los precios de venta de sus productos y servicios como única medida para trasladar costos con la tremenda dificultad que el gobierno mantendrá su política de control de precios, (Plan de los 50 productos) lo que pronostica la inminencia del cierre de miles de empresas.
Aumento de la gasolina: no se especificaron los posibles precios de ajuste. Solo se mencionó que sus nuevos precios estarían en los niveles internacionales y que este proceso se establecería en un término de dos años gradualmente.
El esquema de aumento contempla un subsidio que no se especificó y que será cancelado a través del llamado Carnet de la Patria (tarjeta electrónica usada para racionar bienes y servicios y ejercer mayor control político individual) de los ciudadanos que se registren y que será cancelado y abonado a las cuentas bancarias registradas de los conductores propietarios de vehículos.
El impacto que tendrá el aumento de la gasolina en el transporte de bienes y productos, de no ser manejado adecuadamente, podría ser tremendo y servir de catalizador de presiones hiperinflacionarias de muy difícil contención, ya que la mayor parte del transporte de alimentos, materia prima y productos se lleva a cabo a través de transporte terrestre pesado. Sin mencionar la gran cantidad de unidades de transporte que están hoy paralizadas por falta de repuestos, llantas y lubricantes.
En mi opinión, el gobierno perdió la gran oportunidad de establecer un esquema de dolarización plena de la economía, que frenara completamente la hiperinflación y acabara para siempre la devaluación del bolívar. Era la gran oportunidad de mejorar el poder de compra del salario de los venezolanos, generar inversión directa y de portafolio y dar un golpe de timón de 180° de su modelo económico que ha fracasado.
Las próximas semanas serán cruciales en los efectos y perspectivas de las medidas anunciadas. El mercado está atento.]]>

Joe Biden, el viejo león entre los demócratas

Fue senador en el estado de Delaware en 1972 e intentó superar las primarias en 1988 y 2008 pero fracasó. En su vida ha sufrido múltiples pérdidas, la de última fue la de su hijo, en años más recientes. Sin embargo, Biden está listo para hacer frente a Trump en las elecciones presidenciales y acabar con su maquinaria