<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

EE.UU ofrece recompensa por jefe de criptoactivos de Maduro

Joselit de la Trinidad Ramírez Camacho, responsable de la Superintendencia de Criptoactivos del régimen de Nicolás Maduro, entró en la lista de "los más buscados" del gobierno de Estados Unidos, que ofrece una recompensa de hasta cinco millones de dólares por su captura, bajo cargos de lavado de dinero.

El Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE) anunció el lunes que ofrece una recompensa de hasta cinco millones de dólares por la captura del funcionario venezolano Joselit de la Trinidad Ramírez Camacho. Este es jefe de criptoactivos, responsable de la Superintendencia de Criptoactivos, del régimen de Nicolás Maduro.

El funcionario entró a la lista de «Los más buscados» de la agencia. Es uno de los objetivos del Programa de Recompensas al Crimen Organizado Transnacional del Departamento de Estado. Se trata de «un esfuerzo por terminar con la corrupción y la criminalidad ligada al régimen de Maduro en Venezuela», según la información.

Esta investigación está a cargo de la Fuerza de Tarea de Crímenes Financieros El Dorado, del HSI (Departamento de Seguridad Nacional).

Ramírez Camacho es presidente de la Superintendencia Nacional de Criptoactivos y Actividades Conexas (Sunacrip). Sus funciones como jefe de criptoactivos datan desde el 19 de junio de 2018, según Gaceta Oficial 41.422. Ya era presidente de la «Fundación Patria», desde el 24 de enero de 2018, según Gaceta Oficial Nro. 41.327, recoge el portal Poderopedia.

El ambicioso programa de criptoactivos del gobierno de Maduro se apoya en el petro. Esta es una moneda contable virtual,  considerada por el gobierno de Estados Unidos y por economistas como emisión de deuda sin respaldo.

El chavismo sostiene que este criptoactivo está respaldado por las ingentes reservas petroleras de Venezuela.

Quien negocie con ese, o con cualquiera de los criptoactivos del régimen venezolano en el mercado internacional y en Estados Unidos, se expone a sanciones de la OFAC. Esta es la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de ese país.

Argumentos

«A través del programa de recompensas, se ofrecen hasta 5 millones de dólares por información que conduzca al arresto o condena de Joselit de la Trinidad Ramírez Camacho. El funcionario está acusado de tener profundos lazos políticos, sociales y económicos con múltiples supuestos capos del narcotráfico.

Esto incluye a Tareck EI Aissami», según el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

El régimen venezolano niega todas las acusaciones de Estados Unidos contra el vicepresidente El Aissami. Las atribuye a los esfuerzos de Washington por acabar con la llamada revolución bolivariana.

«Ramírez Camacho es actualmente el superintendente de Criptoactivos de Venezuela. Está acusado en el Distrito Sur de Nueva York por violaciones de la Ley de Poderes Económicos en casos de Emergencia Internacional. También a la Ley de Capos y otras sanciones impuestas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos», agrega la información.

El Programa de Recompensas a la Delincuencia Organizada Transnacional está vigente desde 2013 por mandato del Congreso.

Es un «instrumento para ayudar al Gobierno de los Estados Unidos a identificar y llevar ante la justicia a los miembros de importantes organizaciones delictivas transnacionales». El programa ofrece recompensas por información que lleve al arresto y/o condena de presuntos miembros de organizaciones delictivas transnacionales.

Son personas «involucradas en actividades delictivas que amenazan la seguridad nacional, como la trata de personas, el lavado de dinero, el tráfico de armas y otros tipos de contrabando», agrega.

Fuerza El Dorado

El Dorado es el principal grupo de tareas de investigación y represión financiera del mundo. Está encargado de detectar, desbaratar y desmantelar las redes financieras delictivas transnacionales. Su tarea es impedir el acceso de estas redes a los sistemas financieros de los Estados Unidos. También, frenar el flujo de sus fondos ilícitos mediante acusaciones, detenciones e incautaciones, destaca el texto.

Dentro de El Dorado, el Grupo de Anti Corrupción y Sanciones en el Extranjero está formado por agentes especiales, oficiales de grupos de trabajo y analistas de inteligencia. Este cuerpo ataca e investiga agresivamente a organizaciones e individuos que amenazan la seguridad nacional, la economía y las políticas de los Estados Unidos, agrega.

Los Departamentos de Estado y de Defensa de los Estados Unidos, junto con los asociados extranjeros en la aplicación de la Ley, «se basan en un análisis exhaustivo de todas las existencias disponibles». Las identificaciones de las sanciones y las designaciones especiales proporcionan a los investigadores de HSI «una vía para atacar los flujos financieros ilícitos que apoyan y sostienen a las personas y organizaciones delictivas en todo el mundo».

HSI emplea entonces un enfoque de investigación multifacético. Incluye operaciones encubiertas internacionales, escuchas telefónicas autorizadas judicialmente y otras técnicas de investigación sensibles. El propósito es atacar a estos actores estatales y no estatales que tratan de explotar la seguridad económica nacional de los Estados Unidos, afirma el texto.

 

Venezuela ocupa el quinto lugar como peor crisis mundial de largo plazo

La caída de las capacidades económicas, sociales y sanitarias del país, que se conocen internacionalmente como “Emergencia Humanitaria Compleja” se agudizaron a partir de 2013 con privaciones en los derechos a la salud, alimentación, educación, medios de vida, seguridad y acceso a servicios básicos. En este escenario crítico el gobierno de Maduro busca legitimarse internacionalmente, pero sus acciones radicales lo alejan de esa posibilidad