<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

EEUU expresa un "cauto optimismo" ante la pandemia y baraja la apertura del país para mayo

Las admisiones, las hospitalizaciones y el número de internos en los cuidados intensivos llevan a los principales expertos a expresar un "cauto optimismo" para reabrir el país en mayo. 

Las últimas cifras de hospitalizaciones, ingresos en unidades de cuidados intensivos e intubaciones de Nueva York, el epicentro de la pandemia del coronavirus, llevan a los principales expertos de Estados Unidos (EEUU) a expresar un «cauto optimismo» para reabrir el país el mayo.

El director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de EEUU, Anthony Fauci, el experto de referencia del país durante la crisis, expresó este domingo un «cauto optimismo» sobre la ralentización de la expansión del coronavirus.

Apuntó que «quizás el próximo mes» podría iniciarse la reapertura parcial del país. «Si miras a las admisiones, las hospitalizaciones, los cuidados intensivos, y las necesidades de intubación, se está empezando a doblar la esquina», dijo Fauci. Él es uno de los epidemiólogos más respetados del mundo y miembro del grupo de trabajo de la Casa Blanca contra el virus, sobre las cifras de Nueva York.

Lea también: España reactiva parte de su actividad económica tras dos semanas de hibernación

«Así que eso es lo que esperamos, hay un cauto optimismo en ver ese descenso», agregó Fauci, que aludió a los patrones que se han seguido en otros países y el «agudo declive» del virus una vez se empiezan a registrar descensos en los centros hospitalarios. De hecho, recalcó que hay «indicaciones» de que algunos de los datos usados para medir la evolución de la crisis sanitaria están «empezando a estabilizarse» en algunos lugares. Sería el caso del estado de Nueva York, donde, pese a registrarse ya un total de 9.385 muertes y acercarse con paso firme a los 10.000 fallecimientos, se considera una «buena noticia» que el número de ingresos hospitalarios haya bajado.

Estados Unidos registró unas 550.000 infecciones este domingo, más del triple que ningún otro país del mundo, superando las 21.900 muertes, según los últimos datos de la Universidad Johns Hopkins, mientras que las autoridades del estado de Nueva York revelaron que el sábado fallecieron 758 personas más a causa del coronavirus. Se trata del sexto día consecutivo que el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, informa que más de 700 personas han perdido la vida en la región víctimas de la pandemia, por lo que es probable que en las próximas horas se superen las 10.000 muertes.