El Aissami responde a Mike Pence: "Nunca se demostrará nada"

Tareck El Aissami, ministro de Industrias de Nicolás Maduro, recientemente vinculado al narcotráfico y a grupos radicales islámicas como Hezbolá, respondió este miércoles a las acusaciones del vicepresidente estadounidense, Mike Pence, quien lo describió como "un lavador de dinero que se asocia con terroristas".

El Aissami responde a Mike Pence:  "Nunca se demostrará nada"

A través de su cuenta Twitter, El Aissami se defendió ante los nuevos señalamientos en su contra, argumentando que el Gobierno que preside Donald Trump “pretende construir matrices (de opinión) falsas” con el supuesto fin de “justificar la escalada de agresiones” a la Administración chavista.

“El señor Pence miente porque nunca se demostrará nada de sus infamias”, escribió.

El exvicepresidente de la República consideró que estas declaraciones son “consecuencia de la desesperación” por la continuidad de Maduro en Miraflores.

“Rechazamos todas las amenazas y mentiras pronunciadas por el vicepresidente Pence. No nos vamos a hacer, retroceder o quebrar nuestra voluntad de ser libres y sobrios. Todo el imperialismo y sus mentiras, acá con nuestra moral y nuestra historia revolucionaria”, dijo en un último tuit.

La declaraciones de Mike Pence se dieron durante la Conferencia de las Américas, el pasado 7 de mayo. En este mismo mitin anunció el levantamiento de sanciones contra Cristopher Figuera (exdirector del Sebin), quien rompió filas con el régimen madurista y formó parte del movimiento cívico-militar del pasado 30 de abril. 

El 2 de mayo, el New York Times se publicó un artículo en el que dio detalles de una serie de documentos (obtenidos de manos de un exfuncionario de inteligencia venezolano) que sostienen que, por un lado, El Aissami ha hecho negocios con narcotraficantes y está vinculado a la producción de cocaína en el país; y, por otro, ha gestado el ingreso de miembros de Hezbolá a territorio venezolano.

Telasco III: el emperador del juego

Desde la Sub 12 de Lara, Telasco III ya era capitán y líder del equipo. Posee visión de juego envidiable, don de mando y un despliegue que lo hace ser un futbolista total: es tan bueno pisando el área rival como en labores de marcaje y recuperación. Con 18 años, es el mejor futbolista del Deportivo Lara