El “ bachaqueo” llegó a la venta de gas doméstico

Todos los lunes a partir de las 3 de la madrugada los vecinos del sector Brisas de Propatria, ubicado en Catia, parroquia Sucre, del municipio Libertador, bajan el cerro por unas estrechas y largas escaleras con los cilindros de las bombonas de gas al hombro, rumbo a las cercanías del bloque 12, en donde se forma una interminable cola para intentar comprar el combustible necesario para cocinar.

Carlos Rivero, es uno de los vecinos que todos los lunes realiza esa travesía, pero no siempre llega el camión distribuidor del combustible: “en la comunidad comenzamos a bajar del cerro de las 3 de la madrugada, algunas veces llega temprano y tenemos suerte de comprar, en otras oportunidades hemos pasado hasta 8 horas en cola y regresamos a la casa con la bombona vacía, pues el camión no llega”.

Freddy Romero, vive en el sector Capuchinos, de la parroquia San Juan; cada sábado, junto a sus vecinos comienzan a realizar una cola en espera del camión que reparte el gas en el sector, pero ya tienen un mes sin recibir el servicio.

“Esto es una tragedia, aquí en la comunidad viven muchas familias con niños pequeños que requieren del combustible para cocinar los alimentos, para preparar los teteros. La falta de distribución de gas doméstico, se suma a la ya larga lista de problemas con los servicios púbicos que enfrentamos en el sector, en donde también falta el agua y no recogen la basura”, dijo Romero.

 

Elsa de Ballestero, es una ama de casa, que también forma la fila en espera de poder comprar el anhelado combustible “es casa tenemos niños pequeños, para rendir el gas, hemos disminuido la preparación de alimentos y le damos prioridad a la comida de los niños. Los adultos por ejemplo nos hemos acostumbrado a comer pan relleno con cualquier cosa, en la mañanas y las noches, pues necesitamos ahorrar el gas doméstico”.

Manuel Pérez, vive en el barrio La Silsa, de Catia, cada viernes también realizan la interminable cola para comprar la bombona popular de 10 kilos “pero el camión deja de pasar hasta un mes y cuando viene no siempre tiene suficiente carga para abastecer las familias necesitadas. Algunas veces nos ha tocado pagar un traslado hasta otra comunidad para poder comprar el combustible”.

Estos testimonios son comunes en los distintos sectores populares del Caracas, en donde la adquisición del gas de ha convertido en otra grave problema social para los ciudadanos.

El bachaqueo o la reventa de gas

Ala Espinosa, es una de las coordinadoras de la Empresa de Producción Social distribuidora de gas en la parroquia El Junquito. Es coordinada por la propia comunidad desde hace varios años y tiene como objetivo abastecer del producto a los sectores populares de este sector.

Señala que desde hace varios meses están presentando serios problemas para poder adquirir el producto, que ofrecen a la comunidad en Bs.S 2 mil “aquí es poco las bombonas que estamos recibiendo desde el llenadero de gas ubicado en Caricuao, pero por las comunidades se han visto camiones ofreciendo el producto a precios especulativos”.

Se pudo conocer que en Caracas, existen cuatro llenaderos de gas domésticos, ubicados en Caricuao, Macarao, Baruta y la Carretera Panamericana, los cuales se encuentran supervisados por las autoridades de Pdvsa Gas, a través de la división de Gas Comunal, en donde según los usuarios se presentan algunas irregularidades, al momento de distribuir las bombonas llenas.

“Por ejemplo aquí en la parroquia San Juan tenemos más de un mes que no hay una buena distribución del gas, específicamente en el sector Capuchinos, los camiones no vienen, pero en la avenida Morán, los comercios que revenden el gas siempre les despachan el producto, el cual ofrecen entre Bs.S 300 a Bs.S 500, quisiera que las autoridades me explicarán”, señaló Pedro Leal, vecino de San Juan.

 

Asimismo señalan que ante la necesidad de adquirir el producto, se han formado grupos de bachaqueros, de revendedores del producto, dueños de los camiones, que imponen el precio que mejor les convenga, sin que ninguna autoridad ofrezca respuesta a las denuncias de los consumidores.

Recordaron los afectados que las autoridades del Gobierno, encabezado por el presidente Nicolás Maduro, habían conformado unas mesas para tratar el tema de los servicios públicos, que lejos de mejorar aseguran han disminuido su calidad.