<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

El blindaje se refuerza en Caracas por uso de armas de guerra en los secuestros

El avance de la industria del delito obliga a las empresas de blindaje en Caracas actualizar su oferta de protección a sus clientes. Ya no basta tomar acciones contra armamentos de pistolas automáticas. Las bandas de secuestradores rondan la capital con fusiles de asalto en sectores que no se limitan al este de la ciudad.

El blindaje se refuerza en Caracas por uso de armas de guerra en los secuestros

A pesar  de que el gobierno afirma haber bajado en un año más del 30% los secuestros en el estado Miranda, que incluye a parte de Caracas, el sector del blindaje en Venezuela se mantiene muy activo. El accionar de las bandas criminales obligan a las firmas de seguridad a sofisticar su oferta contra el impacto de fusiles de alto asalto como AK47, AR-15 y FAL. Este armamento es el más usado por las bandas que cazan a sus víctimas en distintos sectores de Caracas, según expertos de seguridad y miembros del sector consultados por El Estímulo.
ASJ Blindados es una de las seis empresas dedicadas al blindaje que operan en la ciudad. Parte de su negocio es reforzar vehículos particulares y corporativos contra las bandas que operan rondan con fusiles de asalto la ciudad.
Blindar un carro “se está volviendo casi un artículo de primera necesidad”, pues en las calles caraqueñas el hampa tiene acceso a armamento pesado -o mejor dicho- al armamento de guerra, explica Juan Lara, gerente general de la firma. «Esto no ha obligado a reforzar la oferta», dice.
Luis Izquiel, criminólogo y asesor de la Comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional, explicó que este tipo de armamento en poder de los hampones obedece a tres grandes razones: la facilidad para obtenerlas en los cuerpos de seguridad del Estado, la capacidad para vulnerar los blindajes (un ciudadano común tiene acceso a blindajes del nivel 3) y el temor que tienen a enfrentarse con las fuerzas policiales.
El miedo mantiene a la industria  a pesar de los precios. Personas que trabajan en el sector precisan que el costo para reforzar un vehículo ronda los 8.500 a 9.000 dólares (sólo los vidrios). Este es el servicio más básico (blindaje nivel 3) , que protege al vehículo contra el impacto de bala de un arma calibre 9mm. Pero proteger un carro contra fusiles de asalto (blindaje nivel 4) requiere un gasto de 30.000 dólares, pues las láminas de protección están compuestas por acero, polímeros y plástico reforzado.
Armas
Los precios son restrictivos para la mayoría. Muchos clientes piden blindar la mitad del carro como vía de ahorro; pero las normativas internacionales restringen esa solicitud. “El carro solo se puede blindar completo”, afirma Lara tras explicar que esa limitación responde a las regulaciones de la Dirección General de Armas y Explosivos (DAEX), que rige a las empresas de blindajes y que -por ley- recibe mensualmente informes sobre las actividades de las firmas.

El secuestro se muda en la capital

 
El 72% de los caraqueños ha sido víctima de un robo o un asalto. El 26%, dice haber sido víctima de un secuestro. Así lo refleja la última Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (ENCOVI) 2017, un estudio elaborado por tres universidades venezolanas (UCAB, USB y UCV), que volvió a ubicar a la Gran Caracas como una de las zonas más inseguras en el país más violento de América Latina.
Javier Ignacio Mayorca, periodista especializado en criminalística y miembro del Observatorio Venezolano del Delito Organizado, advirtió que los secuestros en la Gran Caracas no se limitan ciertos sectores del municipio Baruta. Las bandas han migrado hacia zonas del oeste, como por ejemplo, El Paraíso. El delito se concentra en el noreste capitalino. Mayorca apunta que  las organizaciones están “cazando” a las víctimas en el municipio Sucre. Específicamente en la Avenida Sanz de El Marqués, la Avenida Rómulo Gallegos y los empalmes hacia la Cota Mil, precisa el experto.
PuntosRojos_Pagina
Por el accionar de los grupos, Mayorca estima que hay tres o cuatros bandas de secuestradores activas en la capital. Estas organizaciones provienen de los sectores de la Cota 905 y Catia. «Puede ser que ellas estén asociadas con los colectivos (grupos parapoliciales amparados por el chavismo) o que cuenten con la ayuda de los cuerpos policiales», asevera Mayorca.
Obtener una cifra exacta con respecto al índice de secuestros se hace cuesta arriba en Venezuela, pues es un delito considerado de «mayor cifra negra». Es decir, «los secuestros ocurren, pero las víctimas no realizan las denuncias porque desconfían de las fuerzas policiales», apunta Mayorca.
“El eterno problema con el delito del secuestro es que la gente no lo denuncia (…) Esta situación  genera problemas a la hora de tabular cifras concisas», agrega.
Las acciones contra el secuestro por parte del Estado han obligado a las organizaciones a mudarse hacia sectores del estado Miranda (centro), puntualmente en los municipios Lander (Ocumare del Tuy) y Páez (Río Chico), estima el miembro del Observatorio Venezolano del Delito Organizado.
“Los delincuentes se están adaptando. Ellos saben que el patrullaje en las noches ha aumentado, entonces cambiaron las horas de secuestro», dice. Explica que el municipio Libertador el secuestro se practica ultimamente en las madrugadas. De lunes a viernes secuestran en la tarde y en la noche “temprana”. O sea, desde las 6pm a 8:30pm. Los miércoles y los jueves son los días en los que hay un mayor índice de secuestros en el Área Metropolitana.
Ante el dinamismo que existe en el secuestro en Venezuela, Mayorca avala el blindaje como un mecanismo que puede servir para prevenir ese delito. “El carro blindado puede servir como un mecanismo de defensa si la gente sabe cómo utilizarlo apropiadamente”, concluye Mayorca.
Por su parte, el 5 de marzo del año en curso, el comisario del Cicpc, Douglas Rico alertó que durante un mes no hubo registro de secuestro en el Área Metropolitana. Sin embargo, el 4 de marzo se reportó un secuestro en la zona de La Candelaria, y de hecho, según Rico el modus operandi cambió en la zona. «Los sujetos están secuestrando el día domingo, en la mañana, aquí en La Candelaria». Rico enfatizó que los operativos para frenar los secuestros seguirán en curso.
260118 Blindaje FOTO Andrés Gerlotti
 
 
 ]]>

Tokio 2020 nos enloquece con los pictogramas humanos

Como dato curioso, los pictogramas se introdujeron a los Juegos Olímpicos cuando Tokio fue el anfitrión en 1964. Desde el inicio, la idea de los diseños era que los asistentes pudieran guiarse, sin dificultades, por los espacios donde se juegan cada una de las disciplinas

Cuatro divas emblemas del exilio y símbolos de libertad

Los ojos del mundo están sobre Cuba, escenario de inéditas y encendidas protestas ciudadanas. El momento es oportuno para recordar a dos de las luchadoras más emblemáticas del exilio cubano, Celia Cruz y Olga Guillot, dos cantantes que compartieron su arte con su activismo por ver libre a la isla. Otras dos mujeres en otras latitudes hicieron lo mismo: Melina Mercouri en la Grecia de la “Dictadura de los coroneles” y Miriam Makeba en la Suráfrica del apartheid. He aquí sus historias