<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

El chavismo juzga al madurismo a cinco años de la muerte de Chávez

Cinco años han pasado desde que el denominado “Comandante eterno” murió a causa de un cáncer que hizo tambalear los cimientos del chavismo heredado por Nicolás Maduro o al "madurismo", el ´termino usado por analistas para acuñar al movimiento que están fundando el hijo político del líder de la "revolución bolivariana".

El chavismo juzga al madurismo a cinco años de la muerte de Chávez

El legado de Hugo Chávez, plasmado en el Plan de la Patria, está muy lejos de ser real, aseguraron a El Estímulo dos caras visibles que en su momento «mojaron el meñique» por Maduro, puesto que él, era el elegido.. Sin embargo, ahora piensan distinto.
El politólogo Nicmer Evans es uno de ellos. No se considera disidente, sino un opositor que busca una nueva vertiente y que a pesar de sus antiguas convicciones, considera que las políticas de Maduro no le convienen a Venezuela ni al chavismo.
Luego de 18 años de «revolución bolivariana», el politólogo considera que la pobreza, analfabetización y el hambre, las mismas condiciones en el país que Chávez intentó erradicar; están de vuelta y con más fuerza.
Evans afirma que “la minoría es quien defiende el gobierno actual” además de destacar que el gancho de Chavez fue el uso de políticas sociales que interpretaron las necesidades de los mas desafortunados.
Ana Elisa Osorio, ex ministra de Ambiente entre 2000 y 2005, es otra de las disidentes del gobierno que conoció el auge del difunto presidente. Aunque sabe que en los 12 años del mandato Chávez hubo momentos difíciles, mejoraron los estándares en comparación con la llamada «Cuarta República». “Descendió la mortalidad infantil, la mortalidad materna. Erradicamos enfermedades como el sarampión gracias a la vacunación infantil, pero ahora males como la difteria reaparecieron”, dijo.
Alacranes ponzoñosos
 
Evans acusa a los más cercanos colaboradores de Chávez de ser los responsables de la profundización de la crisis desde que falleciera el líder de la revolución bolivariana.  “Su equipo, el que ahora está gobernando, son los mismísimos alacranes”, apuntó.
El politólogo les puso nombre y apellido a estos alacranes. “De Maduro para abajo” Se refirió a ellos como los herederos de Chávez por el simple hecho de haberse quedado con una especie de botín (ministerios y organismos) tras la muerte de su padre político. “Estos hijos se repartieron la herencia: Diosdado Cabello, Adán Chavez, Jorge Arreaza, Elías Jaua, Rafael Ramírez, Cilia Flores, Jorge Rodríguez, Tareck El Aissami y Héctor Rodriguez”.
No obstante, Evans asegura que Maduro ha sabido aislar a sus rivales. “Aisló a Arreaza, salió de Ramírez de una forma brutal, a Adán lo desapareció del espectro político. Aisló a Elías Jaua, pero del que no ha podido salir es de Diosdado Cabello, porque dependen el uno del otro para conservar el poder”.
Socialismo, divisionismo y hermetismo
 
Si «Chávez estuviese vivo las cosas serian distintas, pero ahora la historia absuelve un tanto al difunto y le transfiere la culpa a sus herederos de el desmoronamiento de la economía y de otras áreas de gobierno», apunta Evans.
Ana Osorio, por su parte, afirmó que Maduro no tiene que saberlo todo y que para eso esta rodeado de un gabinete, pero si estos son incompetentes todo falla. “Maduro se ha rodeado de militares que no conocen de los temas para los que fueron escogidos y al final eso es un menosprecio a la tecnocracia y al conocimiento de aquellos capacitados para puestos de envergadura”, aclaró.
A cinco años de la muerte de Chávez la lucha de poderes se mantiene y ahora se refleja con la aparición del partido Somos Venezuela, al mando de Maduro, y el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) bajo el control de Cabello.
A pesar de que el chavismo se jactó de decir que eran socialistas, Evans afirmó que siempre estuvieron muy lejos de ese sistema y que fueron una social-democracia con vestigios de autoritarismo, pero con una practica de consulta popular. La exministra del Ambiente coincidió y aseguró que “nunca hubo socialismo, si no una democracia participativa”.
Evans consideró que si Chavez siguiera vivo las condiciones serian distintas, pero su nivel de popularidad estuviese por el suelo. “No hubiese podido superar la caída del petróleo o la soberbia del poder se le hubiese subido a niveles nunca antes vistos”.
Para Ana Elisa Osorio, es «muy doloroso» ver el país desmoronarse, mientras el actual gobierno engaña al pueblo y le esconde las cifras estadísticas más importantes para la nación. “Nadie sabe sobre qué estamos parados”.
A pesar de la procedencia militar del presidente Chávez, a Evans como a Osorio les impacta el autoritarismo de Maduro desde su llegada al poder. “Aunque se le señalara a Chávez de autoritario se quedó como niño de pecho en comparación con Maduro, quien no es más que un déspota y autócrata” dijo Evans.
Osorio, recordó las reuniones del gabinete cuando estaba en el cargo donde Chávez escuchaba las criticas y las recibía con «tranquilidad». «Maduro parece que no es así”, dijo.
 ]]>

Coronavirus también sale al campo en campeonato de béisbol venezolano

La temporada de béisbol profesional venezolano comenzará a disputarse la noche de este viernes por órdenes directas del régimen de Nicolás Maduro y bajo presión de fuerzas policiales, pese a que todavía no están garantizadas las condiciones sanitarias de seguridad ante la pandemia del coronavirus y la covid-19. Varios jugadores de los equipos está contagiados, aunque asintomáticos, dijeron fuentes vinculadas al negocio deportivo.