<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Estado Islámico se apodera de área con armas químicas

Estado Islámico se apodera de área con armas químicas

El periódico estadounidense The New York Times realizó un documental corto en el que expone a la administración del ex presidente George W. Bush en el misterio de las armas de agentes químicos de Irak.

Desde el año 2004 hasta el 2011, tropas iraquíes y americanas se toparon y fueron heridos por armas químicas que no fueron eliminadas, del período del gobierno del ex presidente de Irak Saddam Hussein. Esto sucedió en seis ocasiones.

Las tropas norteamericanas reportaron de forma secreta por lo menos 5.000 cabezas explosivas de este tipo de armas. Los documentos que fueron revisados los obtuvo el periodista C.J. Chivers mediante la Ley de la libertad de información. Este es el reportaje con los testimonios de las víctimas. 

El ex presidente estadounidense alegó que el motivo de la guerra con Irak era que debían destruir las armas de destrucción masiva que había adquirido Saddam Hussein durante su mandato. Sin embargo, las tropas norteamericanas encontraron armas químicas que quedaron de programas abandonados por países occidentales.

17 estadounidenses que formaron parte de las fuerzas armadas de Estados Unidos y siete policías iraquíes le contaron su historia al New York Times. Todos fueron expuestos a gas mostaza o gas nervioso. El Gobierno nunca divulgó esa información.

Desde el principio de la guerra con Irak, los casos de exposición a agentes químicos nunca fueron sacados a la luz pública. Tampoco se dieron a conocer entre los militares.

El problema inmediato que acarrea esto es que ahora una gran parte del territorio donde todavía yacen depósitos de este tipo de armas es que actualmente el Estado Islámico lo controla.

Otra implicación es que como el Gobierno americano pretendía mantener estos casos en secreto, las víctimas a la exposición no pudieron ser atendidos de manera adecuada.

 

¿Soberanía?

La soberanía es un ritornelo de la retórica oficial. Pero los hechos de abandono en las fronteras lo desmienten. Ramón Guillermo Aveledo analiza la situación