El Evangelio de Caracas, según Jimmy Alcock

Este legendario arquitecto advierte que Caracas avanza hacia un caos radical y absoluto, si no se toman las medidas pertinentes de inmediato. Premio Nacional de Arquitectura en 1993, dice que la capital pasa por la absoluta orfandad en todo lo que respecta a arte y arquitectura. Por ello urge a convocar a los mejores planificadores, arquitectos y urbanistas, si se quiere levantar de su lecho de muerte a “la infeliz Caracas”, como la bautizó el nobel Gabriel García Márquez

El Evangelio de Caracas, según Jimmy Alcock

«Anticipe su pago y su parada, dice en el cartoncito pegado al quitasol. Ningún carro se mueve en la avenida, sólo roncan los motores para ahuyentar el fastidio o hacer fuerza, un empuje desesperado y sin sentido por abrirse paso en esta selva de animales metálicos que aúllan, ponen a reverberar su aceite, se les atraganta el combustible, hacen runnnn… runnn… para anunciar que están todavía vivos y que el calor no ha derretido sus huesos y tornillos”, muerde duro la pluma masculina y callejera de Adriano González León, en un trozo de su conocida novela País Portátil.