<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

El gobierno de Maduro toma posesión de todos los bienes de Directv Venezuela

Una sentencia del Tribunal Supremo de Justicia ordenó 7 medidas inmediatas contra la empresa Directv, entre ellas, intervenirlos administrativamente y restituir el servicio y los puestos laborales. De paso, hace una "advertencia" a otras operadoras que estén pensando retirarse del mercado venezolano

Con apoyo de una decisión del Tribunal Supremo de Justicia, que es afecto al chavismo, el gobierno de Nicolás Maduro tomó posesión de todos los equipos y bienes de Directv Venezuela, servicio de televisión por suscripción que clausuró sus operaciones el martes 19 de mayo de 2020.

Esta medida recuerda cuando en mayo de 2007, el gobierno de Hugo Chávez se apropió de todos los bienes y equipos de RCTV, canal de televisión que salió del aire porque no se le renovó la concesión.

El organismo público Conatel, que es la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, con los militares de la Fuerza Armada Nacional, deberá «tomar posesión inmediata de todos los bienes muebles e inmuebles, oficinas comerciales, sedes  administrativas, centro de operaciones y transmisiones, antenas y cualquier otro equipo o instalación destinada a la prestación del servicio por suscripción» de la empresa Galaxy Entertainment, que operaba formalmente los bienes de Directv en Venezuela.

La sentencia de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia se produjo después de admitir la acción de amparo introducida por Israel Marín Martínez y William Fuentes, que se denominaron voceros del Frente de Usuarios y Usuarias para la Defensa de los Derechos Comunicaciones.

Las 7 medidas contra Directv

Estas son las acciones principales que obliga la sentencia del TSJ:

  1. Se ordena a la empresa Galaxy Entertainment de Venezuela S.C.A continuar de manera inmediata con la prestación del servicio de televisión por suscripción.
  2. Se ordena a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) tomar posesión inmediata de todos los equipos y bienes de Directv Venezuela a través de Galaxy Entertainment.
  3. Se conmina a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana a auxiliar a Conatel para tomar posesión de esos bienes ajenos.
  4. Se ordena a Conatel designar una junta administradora ad-hoc de la empresa Galaxy Entertainment de Venezuela S.C.A (Directv Venezuela), que estará presidida por su director general, ciudadano Jorge Márquez Monsalve. La comisión tendrá totales facultades de administración, a fin de garantizar el inmediato restablecimiento de los servicios  y garantizar los derechos laborales de todos los trabajadores de la empresa.
  5. Se prohibe la salida del país a los integrantes de la junta directiva de la empresa Galaxy Entertainment de Venezuela S.C.A (Directv Venezuela).
  6. Se acuerda medida de prohibición de enajenar y gravar de los bienes de la directiva de Galaxy Entertainment, así como la inmovilización de cualquier tipo de cuenta bancaria o instrumento financiero de los cuales sean titulares.
  7. Verificar inmediatamente la situación de cobranza que pudiera haber generado desde la cesación del servicio. Se  ordena a la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario tomar las medidas pertinentes y proceder a suspender los pagos por servicios no prestados por la empresa Galaxy Entertainment de Venezuela S.C.A, incluidas las retenciones por vía de pagos automáticos y o descuentos en pagos domiciliados en tarjetas de crédito, débito u otra forma de pago, en protección a los usuarios suscriptores y hasta tanto no se materialice la continuidad del servicio e informar a la Sala.

Y una última amenaza…

Por si acaso alguna operadora de televisión por suscripción estaba pensando retirarse también del mercado venezolano, el TSJ advierte lo siguiente:

«Las medidas cautelares acordadas se harán extensivas a todas aquellas operadoras de televisión por suscripción que de manera intempestiva suspendan la prestación de sus servicios».

La sentencia fue enviada al Ministerio Público, cuyo fiscal general es el exgobernador oficialista Tarek William Saab, a fin de determinar las responsabilidades penales a que hubiere lugar.

Finalmente, el TSJ dice que conforme a lo previsto en el artículo 29 de la Ley Orgánica de Amparo sobre Derechos y Garantías Constitucionales, si no se acatan las órdenes, los implicados incurrirán en «ilícito constitucional» y se expondrán  a la sanción prevista en el artículo 31 de la mencionada ley, «de conformidad con el criterio vinculante establecido por la Sala Constitucional en sentencia N° 245 del 9 de abril de 2014».

Directv en Venezuela

Directv dominaba el 45% del mercado venezolano de televisión por suscripción llegando a casi 3 millones de hogares. Gran parte de ellos se encontraba en zonas de escasos recursos, porque era de las pocas operadoras que no exigía tarjeta de crédito para disfrutar del servicio.

Aunque para Directv internacional, Venezuela no representaba económicamente un ingreso importante, querían mantener el mercado porque en término de números de clientes era el mayor de Latinoamérica.

La decisión de retirar Directv del mercado venezolano fue de la empresa estadounidense AT&T, proveedora del servicio. La razón es que no encontró la manera de compaginar la exigencia de las sanciones del gobierno de Donald Trump, que pedía retirar de la grilla a Globovisión y PDVSA TV (el canal de la estatal Petróleos de Venezuela) y la negativa del gobierno de Nicolás Maduro a sacarlos.

Sin embargo hay que acotar que en años anteriores, el gobierno de Maduro había ordenado retirar canales de información internacional como CNN, BBC y NTN 24, con lo cual cumplió Galaxy Entertainment.

Usuarios de redes sociales denunciaron que, a menos de una hora de haber dictado el TSJ la sentencia, estaban ocupando el parque Directv Sport, ubicado en Los Campitos al sureste de Caracas y que no pertenece a la empresa de telecomunicaciones. Solo usa su nombre porque es uno de los patrocinantes. No forma parte de los bienes de Directv.