El loco y la camisa es un viaje sin caretas

Tras una temporada en La Caja de Fósforos de Bello Monte, el montaje escrito por el argentino Nelson Valente y dirigido por Diana Volpe se presentará hasta el 28 de mayo en el Trasnocho Cultural. 

El loco y la camisa es un viaje sin caretas

El espectador entra en la tragedia por todos sus costados. Las ventanas y puertas de la casa son solo un marco por el que se escabullen los gritos, la locura, la violencia familiar. Y cachetean al voyerista que está en la butaca; lo enfrentan a disertaciones sobre las interpretaciones erróneas del amor y la convivencia.

En un hogar humilde de La Pastora, una mujer plancha. A su lado, el esposo que lee el periódico le exige que se mueva a otro lado. Habitaciones más allá, aguarda el hijo que suelta verdades mientras se lanza sobre los demás. La hija mayor está por llegar, va a traer a su novio –desde La Lagunita– y quiere que todo esté limpio, que todo sea como en la casa del hombre de dinero.

Escrita por el argentino Nelson Valente, la pieza El loco y la camisa se presenta actualmente en el Trasnocho Cultural, en Las Mercedes. Tras una primera temporada en La Caja de Fósforos, la obra que dirige Diana Volpe vuelve a la cartelera para seguir alertando sobre el peligro de la agresión y la intolerancia.

“La historia refleja la violencia en la casa, hacia el que es distinto, hacia la mujer. Sobre los estereotipos que surgen con respecto al otro por el lugar donde vive. Son temas complejos que surgen allí, entre los diálogos”, dice Volpe, quien recientemente estrenó una pieza de su autoría en el espacio teatral ubicado en la Concha Acústica de Bello Monte.

La directora asegura que el texto de El loco y la camisa pega cada vez más en el alma: “Porque estamos en un país donde se está tratando de enfatizar en las diferencias, en lugar de buscar aquello que nos une”.

 

Producido por La Caja de Fósforos y Hebu Teatro, el montaje incluye las actuaciones de Haydée Faverola (Matilde), Gabriel Agüero-Mariño (Beto), Rossana Hernández (María), Djamil Jassir (José) y Elvis Chaveinte (Mariano). El diseño de escenografía es de Rafael Sequera, el vestuario de Freddy Mendoza y la iluminación de Gerónimo Reyes.

Agüero es quien interpreta al hermano, al loco; a ese que todos quieren esconder, pero que se desprende siempre de sus ataduras.
“Los locos siempre dicen la verdad y eso es Beto. Él habla de la realidad como la ve, no tiene problema en soltarla. Ese es el punto de partida para entenderlo”, señala el actor.

Cuenta que el motor del personaje es entrar en el nudo del problema, no rodearlo: “No huir. No ponerse máscaras. En un momento de la obra a él lo invitan a pasear y él dice que no está dispuesto a hacerlo con personas con caretas. La invitación de esta obra es a viajar sin caretas”.

Las coordinadas de El loco y la camisa son: Espacio Plural, con funciones los viernes a las 7:30pm, sábado y domingo a las 7:00 pm. Costo de la entrada: 3.500 bolívares.