<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

El martes se conocerá en EEUU destino de exjuez venezolano

Una audiencia de culpabilidad prevista para este jueves en Florida contra el exjuez venezolano Benny Palmeri-Bacchi, arrestado en julio pasado en Miami acusado de conspiración para distribuir cocaína en EEUU, fue pospuesta para el próximo martes.

La Fiscalía federal del Distrito Sur de Florida, que finiquita junto con Palmeri-Bacchi, de 46 años, un acuerdo de culpabilidad, informó hoy a Efe de que la audiencia se realizará el próximo martes, 28 de octubre.

En un caso que involucra también a exaltos cargos del Gobierno venezolano, Palmeri-Bacchi enfrenta además acusaciones de «obstrucción a la justicia» y «lavado de dinero», cargos de los que se había declarado inocente tras su detención el 18 de julio pasado en el aeropuerto internacional de Miami (MIA).

El exmagistrado y también abogado fue detenido en el MIA, desde donde iba a continuar viaje con su familia a Disney World, en el centro de Florida.

El pasado 30 de septiembre, la defensa de Palmeri-Bacchi presentó ante la jueza Úrsula Ungaro una moción para una nueva audiencia de declaración de culpabilidad, según documentos a los que tuvo acceso Efe.

La detención del exjuez obedeció a una investigación de la que también era objeto el exjefe de inteligencia militar Hugo Carvajal Barrios, detenido en julio pasado en Aruba y que fue liberado por las autoridades de la isla caribeña dependiente de Holanda.

Según documentos judiciales a los que tuvo acceso Efe, el general retirado Carvajal era solicitado por EE.UU. en extradición acusado en este país de hacer negocios con el capo narcotraficante colombiano Wilber Varela, apodado el «Jabón», fallecido en 2008.

También se investigaba al exdirector de Interpol Rodolfo McTurk.

Los hechos se produjeron entre febrero de 2009 y septiembre de 2010, cuando los acusados (Palmeri-Bacchi y McTurk) «voluntariamente y juntos conspiraron» con el narcotraficante Jaime Alberto Marín Zamora para distribuir cocaína en EE.UU., según los documentos judiciales.

Ambos fueron acusados de «retrasar y evitar la extradición» de Marín Zamora de Venezuela a territorio estadounidense con el objetivo de «obstruir, influir e impedir» las acciones judiciales de la Fiscalía federal del Distrito Sur de Florida.