El Museo de Brooklyn presenta Dior el Diseñador de Los sueños

En la exposición son muchos los detalles, los vestidos, los accesorios, los fabulosos frascos de perfumes y las pinturas de famosísimos pintores puestas en escena que nos permiten entender la magnitud de la genialidad del universo Dior

El Museo de Brooklyn presenta Dior el Diseñador de Los sueños

El Museo de Brooklyn inauguró la fabulosa exposición dedicada a la retrospectiva de la casa Dior. La exhibición, diseñada por Nathalie Crinière y curada por Florence Müller en colaboración con Matthew Yokobosky, muestra ocho décadas del estilo y diseño de la Maison.

La exposición incluye impresionantes puestas en escena que Müller diseñó inicialmente para el Museo de Artes Decorativas de Paris pero que ahora se pueden ver en el Museo de Brooklyn. Las piezas muestran la relación que Christian Dior tenía con Norteamérica y su fascinación, todo esto a través de documentos, fotografías, pinturas y objetos del propio museo meticulosamente escogidos por Yokobosky.

En la exhibición es un paso por la historia de todos los directores creativos de la Casa, iniciando con el gran Christian Dior, pasando por su sucesor el jovencísimo Yves Saint Laurent, quien tomó las riendas de sus ateliers a los 21 años de edad tras la súbita muerte de Dior, para continuar con Marc Bohan, cuyos elegantísimos diseños que fascinaron a tantas jet setters durante más de 30 años hasta 1989. Posteriormente de la Casa de encargó Gianfranco Ferré, quien inyectó su huella italiana a la firma, hasta ser reemplazado por el genial John Galliano, quien reimaginó Dior para el siglo XXI con sus magníficos shows y sus siluetas fantásticas. Después vino la modernidad de RAF Simmons, quien dejó un legado futurista, para ser reemplazado por quien es hoy en día la directora artística de Dior: María Grazia Chiuri, una mujer que ha hecho una labor impecable y ha fusionado poesía, arte y feminismo con lo mejor de los ateliers de la costura y el savoir faire de la Maison Dior.

En otra de las galerías se puede apreciar el trabajo que diferentes fotógrafos y cineastas  han realizado para la marca, como Richard Avedon, Tyler Mitchell o Claude Chabrol. este último quien dirigió la campaña publicitaria para el perfume Poison. También se muestra el trabajo de David Lynch, quien en 1988 realizó la campaña para la fragancia masculina Farenheit.

Las flores protagonizan la muestra

Las flores son grandes protagonistas en toda la exposición ya que la familia Dior las cultivaba con pasión. Las flores están bordadas sobre vestidos, sombreros, accesorios, zapatos e incluso sobre una cartera que perteneció a Elizabeth Taylor y que fue completamente bordada en “Lilly of de Valleys”, la flor favorita de Monsieur Dior y que era su amuleto de la suerte. La cartera es una de las piezas más originales expuestas y se bordó con una sola flor violeta que hace juego con sus ojos. También es muy original el legendario vestido que llevó la Princesa Diana de Gales a la Gala Del Met de 1996, este fue el primer diseño de John Galliano tras ser nombrado director creativo de Dior, un soberbio vestido en satén de seda azul media noche con encajes, junto a una la icónica cartera que lleva su nombre.

Son muchos los detalles, los vestidos, los accesorios, los fabulosos frascos de perfumes y las pinturas de famosísimos pintores puestas en escena que nos permiten entender la magnitud de la genialidad del universo Dior, universo que sigue marcando con su ADN a las generaciones a través de la historia e impregnándolas de elegancia y ¡savoir faire!.