El PT vuelve a la carga para que Rousseff haga una nueva ley de medios

El presidente del Partido de los Trabajadores de Brasil, Rui Falcao, anunció que promoverá una ley para regular los medios audiovisuales como parte del programa de reformas en agenda durante el segundo gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, reelegida este domingo.Falcao dijo que el PT pretende convocar a la movilización social para intentar imponer una reforma política anunciada el domingo por Rousseff, ya que consideró que “es prácticamente imposible” por la correlación de fuerzas en el Congreso. En ese sentido, reiteró que otra de las reformas que deberá respaldar el partido es la de la reglamentación de los medios audiovisuales.

El PT vuelve a la carga para que Rousseff haga una nueva ley de medios

“La democratización de los medios no es para los impresos, sino para el ámbito audiovisual, que son concesiones públicas. La Constitución prohíbe monopolios y oligopolios”, sostuvo Falcao en conferencia de prensa en Sao Paulo.

El político recordó que tanto la reforma de la ley de medios, que data de 1962, como la reforma política, dependerá de las movilizaciones de los sectores populares, porque existen congresistas dueños de medios de comunicación y el propio Congreso es el que autoriza las concesiones.

Falcao insistió en que mantendrá los procesos judiciales por calumnia contra la revista Veja, que la semana pasada fue acusada de “terrorismo electoral” por Rousseff por vincular a la mandataria y a su antecesor, Luiz Lula da Silva, con el escándalo de corrupción en la empresa estatal Petrobras. Esas acusaciones “no merecen crédito”, explicó Falcao, y calificó a la revista como productora de “periodismo cloacal”.

Falcao negó que exista en Brasil una división entre regiones o entre clases sociales a raíz de la victoria ajustada de Rousseff en la segunda vuelta ante el opositor Aécio Neves y puso como ejemplo la victoria de la mandataria en dos estados del sudeste, como Río de Janeiro y Minas Gerais.

Economía en discusión

Rui Falcao aceptó que está dispuesto a admitir a un extrapartidario como nuevo ministro de Economía en el nuevo gobierno de la mandataria Dilma Rousseff, quien fue reelegida el domingo.

“Si el nuevo ministro de Hacienda fuera un cuadro preparado, no habría restricciones, más allá de preferir que nos gustaría que sea un cuadro del partido. Lo fundamental es que permanezcan las líneas de la política económica”, recalcó hoy el presidente del PT.

Los gobiernos del PT, desde 2002, siempre tuvieron ministros de Economía pertenecientes a esa fuerza: con la presidencia de Luiz Inácio Lula da Silva estuvieron en el cargo Antonio Palocci y el actual jefe de la cartera de Hacienda, Guido Mantega, que dejará el cargo.

Falcao afirmó que las turbulencias en el mercado financiero, como la caída del índice Bovespa y la devaluación del real registradas durante la campaña y en la jornada de este lunes serán “rápidamente estabilizados”.

“No podemos dejar que el mercado financiero marque la agenda, estamos interesados en el mercado de consumo de nuestra población, en la calidad de ciudadanía de los brasileños, el empeño para volver a crecer, garantizar empleo y darle una lucha implacable a la inflación” dijo Falcao.