El PT de Lula y Rousseff vuelve a superar sus corruptelas y se mantiene hasta 2019

Petrobras, la empresa más importante de Brasil, está en el centro de una investigación judicial por corrupción

El PT de Lula y Rousseff vuelve a superar sus corruptelas y se mantiene hasta 2019

Así como en 2006 y en 2010, el Partido de los Trabajadores (PT) superó hoy en las urnas los escándalos de corrupción que le salpican desde hace meses y ganó las elecciones con Dilma Rousseff, con quien seguirá gobernando Brasil hasta 2019.
Rousseff fue reelegida hoy para un nuevo cuatrienio, con un 51,56 % de los votos, frente al 48,44 % que obtuvo el opositor Aécio Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), con un 99,02 % del censo escrutado.

El PT está en el poder desde 2003, cuando ganó por primera vez con Luiz Inácio Lula Silva, y llegó al proceso electoral que hoy concluyó con la ajustadísima victoria de Rousseff herido por un turbio asunto de corrupción destapado en la estatal Petrobras.

La mayor empresa del país está en el centro de una investigación judicial que averigua denuncias que abarcan desde lavado de dinero hasta su supuesto papel de “caja chica” del PT y otros partidos de la coalición que respalda a la presidenta reelegida hoy.

El escándalo comenzó a inicios de este año, cuando se denunciaron supuestos ilícitos en una operación mediante la cual la petrolera estatal adquirió una refinería en Estados Unidos.