El Tren de Aragua y el ELN se enfrentan en la frontera con Colombia

"Ya nos acostumbramos a escuchar plomo, a que en las trochas aparezcan muertos y ver gente extraña en nuestro sector", contó un vecino de La Parada. El ELN llenó las casas del sector con pintas que declaran al Tren de Aragua como objetivo militar

El Tren de Aragua y el ELN se enfrentan en la frontera con Colombia

En La Parada, caserío colombiano fronterizo con la ciudad venezolana de San Antonio del Táchira, los habitantes viven a diario con miedo y zozobra por el incremento de la violencia entre grupos al margen de la ley. El enfrentamiento que más los asusta ahora es el de la banda de delincuentes venezolanos Tren de Aragua contra el grupo guerrillero ELN.

Desde el ruido de las ráfagas de fusil a cualquier hora del día, hasta pintadas en las paredes de las viviendas con las siglas de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), el conflicto hace parte de su vida cotidiana.

Tren de Aragua

Paredes pintadas con letreros alusivos al grupo guerrillero Ejército de Liberación Nacional (ELN) en las calles del sector de La Parada. Foto EFE/ Mario Caicedo

«Ya nos acostumbramos a escuchar plomo, a que en las trochas aparezcan muertos y ver gente extraña en nuestro sector», dijo a Efe José Urbina, de 50 años. Como ejemplo, señala una de las pintadas que hicieron este fin de semana en una de las viviendas ubicadas frente al río Táchira. Por esa vía fluvial pasa todo tipo de contrabando hacia Venezuela.

«ELN presente. Fuera Tren de Aragua» y «Liberación o muerte» fueron los mensajes que dejó en las paredes la guerrilla colombiana en la pared de la casa.

Tren de Aragua

En La Parada, caserío colombiano fronterizo con la ciudad venezolana de San Antonio del Táchira, los habitantes viven a diario con miedo y zozobra por el incremento de la violencia de grupos guerrilleros y de narcotraficantes. Foto EFE/ Mario Caicedo

El ELN mantiene una puja por el control territorial con esa banda criminal venezolana, que desde hace más de cuatro años se apoderó de los pasos fronterizos ilegales del municipio de Villa del Rosario, al que pertenece La Parada, con el estado del Táchira.

Punto de partida

Villa del Rosario es un municipio del área metropolitana de Cúcuta, capital del departamento de Norte de Santander. Con la crisis venezolana, se convirtió en el punto de llegada de decenas de miles de migrantes que buscan iniciar una nueva vida en el exterior. Para ello, el primer paso es atravesar la frontera con Colombia.

El Tren de Aragua toma su nombre de ese estado venezolano, ubicado en el centro del país. Son un grupo conocido de delincuentes que azotaban la zona Central y Capital de Venezuela con homicidios, secuestros y robos. Con la crisis cambió de escenario y ahora controla las trochas y los negocios ilícitos que se mueven en el paso principal de venezolanos que emigran o que viajan a Colombia en busca de alimentos, medicinas o, como es en muchos casos, una nueva oportunidad fuera de Venezuela.

La guerra entre el ELN y el Tren de Aragua fue anunciada a mediados de febrero de este año. Rayando las paredes, el ELN declaró objetivo militar al grupo armado venezolano.

Desde el ruido de las ráfagas de fusil a cualquier hora del día, hasta pintadas en las paredes de las viviendas con las siglas de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), el conflicto que ha llegado hasta la frontera hace parte de su vida cotidiana. Foto EFE/ Mario Caicedo

Sin embargo, pese a que este fin de semana habitantes de La Parada aseguraron que nuevas viviendas aparecieron con mensajes que reiteran la disputa del territorio, el comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc), brigadier general Óscar Moreno, aseguró que este hecho no es reciente. Dice que ocurrió tres meses atrás a raíz de operaciones de control y capturas contra la delincuencia.

Violencia extendida

Los enfrentamientos entre los dos grupos armados ilegales han resultado también en confrontaciones con la Policía y en al menos una decena de personas asesinadas. Los cadáveres quedan en las trochas que comunican a Venezuela con Colombia. Esos pasos son conocidos como Los Mangos, La Playita y La Platanera, entre otros.

El coordinador de la Red de Derechos Humanos, Enrique Pertuz, indicó que en esta zona de frontera hay una disputa territorial, social, económica y política en la que intervienen una multiplicidad de actores del conflicto.

Foto EFE/ Mario Caicedo

«Encontramos organizaciones como el Tren de Aragua y La Línea, pero también está el ELN. Ellos se encuentran en disputa a sangre y fuego por el control de las trochas y de todo lo que tiene que ver con los pasos fronterizos y por lo que significan estos pasos: economías ilícitas que pasan por ahí», aseguró Pertuz.

En opinión del experto, el ELN, que se ha expandido en el país aprovechando los vacíos que dejó en algunas regiones la antigua guerrilla de las FARC luego de la firma del acuerdo de paz de noviembre de 2016, tiene no solo control en La Parada, sino en otros sectores de Villa del Rosario.

Los "coyotes" de La Parada: rebusque y delitos en la frontera

Un grupo de migrantes venezolanos, casi todos hombres jóvenes y de muy bajos recursos, interceptan a los viajeros que van a Venezuela para obligarlos a "contratar" sus servicios de enlace. Si no aceptan, los amenazan o roban las pertenencias. Muchos llegaron a pie desde muy lejos y ahora duermen en la calle