El Vaticano no enviará a nadie a la beatificación de José Gregorio Hernández

"Por causas de fuerza mayor, ligadas principalmente a la pandemia de covid-19, el Secretario de Estado no podrà viajar a Venezuela, como deseaba", explicaron en un comunicado. La ceremonia la presidirá el nuncio Aldo Giordano, que vive aquí. En Argentina postergaron la beatificación de Mamerto Esquiú por motivos de pandemia. ¿Se debió hacer lo mismo en Venezuela"

El Vaticano no enviará a nadie a la beatificación de José Gregorio Hernández

A apenas dos días del acto, el Vaticano notificó que su representante, Pietro Parolin, no podrá asistir a la beatificación del médico venezolano. Tampoco enviará a nadie en su lugar.

“Por causas de fuerza mayor, ligadas principalmente a la pandemia de covid-19, el Secretario de Estado no podrà viajar a Venezuela, como deseaba, con motivo de la beatificación del venerable Siervo de Dios José Gregorio Hernández, que tendrá lugar en Caracas el día 30 de este mes”, expresaron en su comunicado.

El Vaticano no nombró a ningún sustituto de Parolin en el acto, por lo que no habrá representación de la Santa Sede católica. Tampoco aclaró si la “causa de fuerza mayor ligada a covid” afecta directamente a Pietro Parolin o es que no quieren viajar por el repunte de la pandemia en Venezuela.

La responsabilidad de presidir el acto recae ahora en Aldo Giordano, Nuncio Apostólico en Venezuela. El nuncio es como el embajador del Vaticano en el país.

Aseguraron que Parolin participará espiritualmente “en este momento tan importante para la Iglesia y para todo el País y espera que contribuya a profundizar la fe de los venezolanos y su vida cristiana, en la imitación del nuevo beato, a afrontar la crisis humanitaria y a promover una convivencia plural y pacifica.

Parolín vivió varios años en Venezuela y es devoto de José Gregorio Hernández. Según comentó el vicepostulador de la causa en una entrevista para El Estímulo, Tulio Ramírez, Parolín tenía un altar, a la entrada de su dormitorio, con José Gregorio Hernández, la Virgen de Coromoto y a la Virgen del Valle. “Eso le hacía recordar a nuestro país”, aseguró.

Lea también: “La beatificación del laico José Gregorio es un llamado a la santidad de todos”

¿Debió postergarse el evento?

La iglesia venezolana parece empeñada en celebrar la beatificación del venerable José Gregorio Hernández, a pesar de vivir en el peor momento de la pandemia en el país. En un principio se habló de realizarlo en el estadio universitario, aunque con aforo limitado. Luego cambiaron de escenario hacia uno más pequeño, el de los campos deportivos del colegio La Salle. Aunque también es de participación restringida, se estima que habrá 150 personas en el lugar.

Según explicaron algunos sacerdotes venezolanos, la fecha de beatificación que pone el Vaticano es inamovible. Pero esto no es del todo cierto.

La iglesia católica argentina postergó la beatificación del venerable Mamerto Esquiú, cuya beatificación se aprobó el mismo día que la de José Gregorio. El acto estaba previsto para el 13 de marzo de este año.

“Se trató de una decisión conjunta, en diálogo y comunión, con la Congregación para las Causas de los Santos, el nuncio apostólico en la Argentina, Miroslaw Adamczyk; el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, Oscar Ojea; el arzobispo de Salta y metropolitano, Mario A. Cargnello; y con Fray Emilio Luis Andrada, ministro de la provincia franciscana de la Asunción de la Santísima Virgen del Río de la Plata”, expresó la iglesia en su comunicado. La nota completa la puede leer en vidanuevadigital.com haciendo clic aquí.

Quizás el empeño de la iglesia venezolana se debe a que José Gregorio Hernández, como médico, participó activamente en el control de la pandemia de 1918. Sin embargo, habría qué preguntarse si, como médico, el actual venerable aprobaría un acto con 150 personas, en un país con alto nivel de contagios y donde hay vacunas para menos del 1 % de la población.