<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Elia Schneider, el cine venezolano está de luto

Bailarina, coreógrafa, directora de teatro y de cine, productora, guionista y maestra de actores y actrices. Prolífica y muy reconocida fue la carrera de la realizadora venezolana que falleció hoy en Los Ángeles

Elia Schneider, el cine venezolano está de luto

La tarde de este viernes 28 de agosto deparaba una noticia triste: la de la muerte de Elia K. Schneider, en la ciudad de Los Ángeles, como consecuencia de un cáncer que la aquejaba desde hacía ya unos cuantos años. Bailarina, coreógrafa, directora de teatro y de cine, Schneider hizo aportes importantes a la historia y desarrollo de la cinematografía venezolana y dejó una impronta entre quienes aprendieron del oficio de actuar bajo su guía.

«Huelepega: Ley de la calle», «Punto y raya», «Des-autorizados» y «Tamara» -en 2016- fueron las películas que dirigió durante una fructífera carrera que también incluye unos cuantos títulos en calidad de guionista y productora, como «Sicario», «El Don» y «Esclavo de Dios».

«Huelepega» fue el primero de sus grandes éxitos en el cine. La película estuvo incluso preseleccionada por Venezuela para candidatearse al Oscar y en 1999 se fue de viaje: a Biarritz.

Esto se leyó en el diario El País el 2 de octubre de 1999:

«A un chamo de 12 años le dejaron marcado de por vida. Un policía de un Instituto de Reclusión de menores de Venezuela utilizó su cuerpo para jugar a la vieja, al cruz y raya, con el filo de una navaja. Otros tuvieron peor suerte. Los funcionarios les dejaron morir calcinados en una habitación de uno de estos centros. Ésta es la realidad de los niños de la calle en Venezuela y en otros países de Latinoamérica, una realidad conocida y en ocasiones ignorada; otras veces, simplemente censurada. A la realizadora venezolana Elia Schneider estos acontecimientos le sacuden como una afrenta casi personal. Por eso ha hecho de su cine un arma de denuncia, de su presencia internacional un compromiso por difundir con todas las consecuencias las penurias sociales, políticas y económicas del país. «No puedes ser insensible a la situación», asegura. «Me encantaría adaptar El enemigo del pueblo de Ibsen, pero cómo voy a obviar lo que pasa a mi lado. Te cuestionas seriamente cuál es tu fin como artista y el mío es un cine de urgencia». De ahí la presencia de la directora en el Festival Internacional de Cines y Culturas de Ámerica Latina de Biarritz con Huelepega, una película que participa en la competición y que sólo en su título encierra las consecuencias de un panorama desolador; la droga como única escapatoria. Este largometraje, que cuenta la historia de las víctimas de 40 años de corrupción y de pobreza, sufrió en su propio celuloide las presiones del Gobierno de Rafael Caldera. Funcionarios trataron primero de «detener el rodaje» en 1997, y más tarde de «prohibir su clasificación con el fin de evitar que se exhibiera en Venezuela», con el propósito de impedir que la realidad asomara a la superficie, que el arte pudiera desbaratar su imagen. La llegada del populista coronel Hugo Chávez al poder abrió nuevos horizontes para el filme. Schneider reconoce que entonces «se entendió la película como una forma de abrir un debate» que contribuya a cambiar la situación del país. La cineasta ha logrado que realidad y ficción se solapen».

El trabajo de Schneider también ha sido el producto de una dupla creativa: la formada junto a su esposo José Ramón Novoa, el director uruguayo-venezolano autor de «Sicario», entre otras muchas. Ambos dedicados al teatro y al cine, se apoyaron constantemente en cada una de sus películas intercambiándose responsabilidades.

«Tamara» (2016), dirigida por Schneider, producida por José Ramón Novoa y protagonizada por Luis Fernández, fue su último gran acierto cinematográfico.

Inspirada en la historia de la abogada Tamara Adrián -primera diputada transgénero en Latinoamérica- la película obtuvo importantes reconocimientos tras ser exhibida en eventos como el Festival Internacional de Milán MIFF 2017, Festival Internacional de Cine de Santa Bárbara SBIFF y en el 47th International Film Festival of Goa -India (IFFI), entre otros.

Un cerebro activo enfrenta mejor el Alzheimer

Moverse de cualquier forma, aunque sea bailando solo, ayuda a prevenir el Alzheimer. El vínculo social también es importante al igual que el correcto descanso y la ingesta de proteínas y grasas saludables