2015, el año que no existió para el gobierno

El ministro de Economía y Finanzas, Rodolfo Marco Torres, presentó ante la Asamblea Nacional un proyecto de presupuesto para 2016 que muestra las cifras actualizadas, en el mejor de los casos, de 2014 completo.

2015, el año que no existió para el gobierno

El ministro de Finanzas acudió al hemiciclo del Parlamento a exponer el proyecto de presupuesto para un ejercicio fiscal sin dar a conocer las premisas básicas que sustentan los cálculos de ingresos y egresos de la nación.

Sólo se limitó a informar que el barril de exportación de petróleo se fijó en $40, el mismo nivel de 2010 y 2011 cuando el gobierno subestimó el precio del petróleo venezolano en momentos en que superaban los $70 y $100 respectivamente.

Por primera vez el Ejecutivo calcula su precio lo más cercano a la realidad del mercado. Una excesiva oferta petrolera, señales de desaceleración económica en Asia y Europa y una profunda recesión económica local impiden una subestimación en la cotización del crudo, estrategia que el gobierno venía utilizando al menos desde hace 13 años para restringir los recursos que, por ley, debía repartir entre las regiones, y para crear fondos paralelos sin contraloría pública.

Horas más tarde de su comparecencia, se distribuyó el instrumento legal entre algunos diputados. Pero para sorpresa de todos, sólo se incluyó la tasa de cambio (Bs 6,30 por dólar), el precio del petróleo ($40) y la inflación, estimada en 60%. La de este año ya va por 142% de acuerdo con economistas independientes, que proyectan en más de 200% el alza de precios de bienes y servicios al cierre de 2015.

No hay cálculos de la producción petrolera que permitan vislumbrar de cuánto serán los ingresos petroleros por exportaciones, pero por concepto de regalías y otros impuestos al sector Marco Torres ubicó las entradas en 216.581 millones de bolívares.

En fin, el presupuesto para 2016 calculado en Bs 1,548 billones, que ya es deficitario (el actual lo supera con recursos extraordinarios), no presenta variables que permitan prever el comportamiento de la economía.

Marco Torres hizo este martes en el Capitolio lo mismo que en Nueva York, cuando se reunió el 28 de septiembre con inversionistas a solicitud del Deutsche Bank: presentó las cifras incompletas de 2014. La data del PIB está hasta el tercer trimestre, la canasta alimentaria hasta mayo. Los que se muestran hasta el cierre de 2014 son inflación, desempleo y reservas internacionales.

Cuando el año está por finalizar el Banco Central de Venezuela no ha revelado las cifras de ninguno de los principales indicadores económicos del país.