7 trabas para la compra de pesos colombianos en Venezuela

Cuando se cumple esta semana un mes desde que el gobierno autorizara a Italcambio a vender pesos en la zona fronteriza con Colombia, los resultados no son los esperados por las autoridades ni por los compradores. La medida que lució improvisada no termina de despegar y los obstáculos para los interesados en participar en el esquema son cada vez mayores.

7 trabas para la compra de pesos colombianos en Venezuela

El gobernador de Táchira, José Gregorio Vielma Mora, activo defensor del «esquema cambiario» que serviría para golpear a las llamadas «mafias cambistas» que manipulan el valor del bolívar desde el lado colombiano (Cúcuta y Maicao), ha hecho mutis en los últimos días. El mecanismo no la logrado su cometido y por el contrario, la cotización del dólar en el mercado paralelo -que se forma en la ciudad de Cúcuta- ha repuntado nuevamente y el valor del bolívar ha caído frente al peso.

Se fijó un tipo de cambio de 4 pesos por bolívar con la finalidad de desincentivar la compra de la moneda colombiana en esa nación, pero lo engorroso del sistema hace imposible que se acceda a la divisa que luego permitirá al comprador hacerse de dólares.

Estos son los escollos que dificultan la compra de pesos en Venezuela:

1.Con el pago de comisiones se logra comprar efectivamente 2,30 pesos, por lo que el proceso es catalogado como una “oferta engañosa”. Buena parte del dinero para adquirir pesos (equivalente a 200 y 300 dólares, según sea en efectivo o por transferencia) se queda en el pago de comisiones en Venezuela (18% de manejo, 17% de tasa administrativa y 1% de comisiones).

2. Luego de cumplir con los requisitos exigidos y pagar por los pesos, el comprador recibe una factura para retirar las divisas del lado colombiano.

3. Al llegar a Cúcuta al comprador le retienen en la casa de giros otro monto que no está soportado o reflejado en ninguna factura o documento.

4.Quienes viajan a la frontera desde de distintos estados del centro y oriente del país para la compra de los pesos, deben pagar «comisiones» implícitas acarreadas por concepto de pasajes de traslado entre estados y luego a la ciudad colombiana.

5.Si al llegar a tierra neogranadina los agentes cambiarios autorizados se han quedado sin pesos para cubrir la transacción, los compradores son devueltos a Venezuela con todo lo que implica incurrir en gastos extra de transporte y probablemente de hospedaje.

6. Estos gastos también pueden darse cuando llegada la hora de cierre de la frontera (8:00 pm hora de Venezuela) sorprende a los compradores aun en la cola para el cobro de los pesos.

7. El tiempo de entrega de los pesos en Colombia es menor para quienes cancelan en efectivo o tarjeta de débito. Quienes lo hacen en cheque pueden esperar hasta 12 días para recibir las divisas en Cúcuta.