Afirman que la dolarización tiene poco impacto en el crecimiento económico

Ante la crisis de hiperinflación que vive el país desde octubre del pasado año, varios economistas plantean la necesidad de dolarizar mientras que otros argumentan que lo que se requieren son reformas.

Afirman que la dolarización tiene poco impacto en el crecimiento económico

«Hay otras fórmulas para salir de la hiperinflación que no sea la dolarización y hay que debatirlas«, dijo este miércoles el economista Leonardo Vera.
Apuntó que Venezuela no debe renunciar a su política cambiaria como instrumento de desarrollo con la dolarización, pues a su juicio «es quitarnos una opción».
Explicó que algunos países que han dolarizado, tales como Ecuador, no lo hicieron estando en hiperinflación. «Luego que se dolariza y el proceso sale mal es muy difícil salirse del sistema», agregó.
«En mi visión particular, creo que es necesario una reforma monetaria en el país para que existan posibilidades de crecimiento económico«, expresó durante su participación en el taller «Dolarización: Ventajas y Desventajas a los fines del desarrollo industrial de Venezuela», organizado por Conindustria.
Para el economista Nathan Lederman el proceso de dolarizar la economía de un país es complejo, sin embargo, al tomarse la decisión de abandonar la moneda local, suele traer resultados positivos tanto para la población como para el empresario. «Los países dolarizados tienen la inflación más baja en todo el mundo».
Consideró que al país le conviene dolarizar para evitar que se siga devaluando la moneda local; y a su vez, se eliminaría la fuga de capitales y se fijaría un salario real en beneficio de los trabajadores.
En el caso de Ecuador -comentó- la dolarización ayudó a bajar la inflación, a eliminar la especulación con los precios y permitió que los ecuatorianos pudieran adquirir la totalidad de los alimentos de la canasta básica.
Señaló Lederman que el financiamiento internacional es tan importante en el país bien se aplique o no la dolarización. «Para dolarizar necesitas programas de compensación o ajustes de tasas, bombear a la banca y la dolarización es un esquema mucho más rígido que te permite estabilizar la economía y preparar condiciones en crecimiento sostenido».
En este punto, coincidió el economista Humberto García Larralde, quien indicó que una de las ventajas de la dolarización es que el ajuste fiscal es inmediato. Señaló que es importante implementar un programa de estabilización para de esta manera incrementar la actividad productiva, la cual se ha visto sumamente afectada por la crisis económica del país.
«La salida a la crisis económica de Venezuela está en aplicar políticas coherentes con ayuda del FMI (Fondo Monetario Internacional)», dijo.
Víctor Álvarez sostuvo que la dolarización traería resultados positivos para el país. «En Venezuela la economía se ha dolarizado y los montos no se miden en bolívares, eso pasa hasta en los barrios».
La dolarización -afirmó- erradica el riesgo cambiario que frena la inversión extranjera, disminuye la incertidumbre de las transacciones comerciales y financieras internacionales, elimina la volatilidad del signo monetario nacional, crea condiciones para bajar las tasas de interés y reactivar la industria, elimina la discrecionalidad y arbitrariedad del gobierno en la asignación de divisas y el uso del control de cambio como instrumento de dominación política.
Para Álvarez la dolarización puede ser la medida clave para sustentar la confianza y credibilidad de un programa de reformas para atacar la hiperinflación.
«Hay que medir las ventajas y desventajas de mantener la política cambiaría en una economía que va a mantener su condición rentista por unas décadas más, la tendencia a la sobrevaloracion a la tasa de cambio y castigar al sector productivo. El país seguirá siendo rentista. Midamos bien las consecuencias de la decisión que tomemos», finalizó.
A juicio del presidente del Consejo nacional de Economía, Efraín Velázquez, la dolarización podría tener un efecto positivo en el corto plazo en la inflación, pero que también podría modificar las posibilidades de crecimiento de la economía.
«La dolarización no es el mejor mecanismo para salir de la crisis económica», afirmó]]>