AN estima en $5.000 millones daño patrimonial con los Clap en tan solo un año

El daño patrimonial que se habría generado a raíz de la corrupción que genera la masiva importación de comida mediante los llamados Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) podría ascender a 5.000 millones de dólares. Una cifra que solo correspondería a los negocios que se hicieron entre 2016 y 2017.

AN estima en $5.000 millones daño patrimonial con los Clap en tan solo un año

Es decir, una corrupción estimada en 416 millones mensuales, cerca de 13 millones diarios, según las cifras divulgadas este jueves por la Comisión de Contraloría de la opositora Asamblea Nacional (AN).

Esta instancia lleva adelante una investigación que hasta el momento ha develado una trama que comprende no solo a Venezuela sino también a Colombia, Panamá y México. Aunque estas conexiones se estarían expandiendo a Chile y Brasil e incluso, Europa Oriental.

Y una trama que gira en torno a la empresa Group Grand Limited (GGL) y el empresario colombiano Alex Naim Saab. Un personaje que la justicia venezolana ha vuelto intocable con órdenes de no publicar su nombre en el portal Armando Info, que denunció el nexo directo del presidente Nicolás Maduro con parte de la rama de dudosas empresas que importan la comida.

Los Claps, una política que se manifiesta con la entrega de comida importada presentadas en cajas, es el plan bandera de Maduro para enfrentar la escasez de alimentos en medio de sanciones internacionales, falta de divisas y la improductividad de empresas.

Las cajas con comida racionada presentan serios problemas de distribución, desvío de recursos y entrega discrecional que no ha mitigado el hambre en Venezuela, según han denunciado organizaciones de derechos humanos.

Saab, sancionado por el gobierno de Estados Unidos, se ha rodeado de un grupo de personas para sostener sus negocios a través de una serie de empresas.

Una de esas personas es Santiago Uzcátegui. Un barquisimetano residenciado en México y que estaría fungiendo como representante de Saab en la coordinación de estas empresas “enmascaradas” que le venden productos a Venezuela para la llamada “caja Clap”, según la investigación.

Uzcátegui estaría relacionado con, al menos, nueve empresas en México que han sido investigadas por distribuir alimentos sin permisos sanitarios. Un negocio “cíclico” en torno a GGL, según describe Freddy Superlano, presidente de esta Comisión.

Para este diputado, el Clap “se ha convertido en el principal negocio de la cúpula del gobierno. Son muy pocos los involucrados y los principales son Nicolás Maduro y Cilia Flores”.

Esta Comisión ha sustentado su investigación en parte del informe presentado por la fiscal destituida por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Luisa Ortega Díaz.

-14 involucrados en negocios-

La comisión legislativa dice que hasta ahora, 14 personas de distintas nacionalidades, entre ellos venezolanos, destacan en estos negocios.

De esas 14 personas destaca el economista y empresario venezolano del sector alimentos y construcción, Samark López Bello quien además trabajó en la Gobernación de Mérida como director de Planificación. Vale recordar que a López Bello se le vincula en la adquisición de la ex Cadena Capriles, ahora Grupo Últimas Noticias.

Yousset y Omar Abou; Juan Vicente Roversi; Maria Ojeda; Hernan Matheua; Rustinko Rodríguez; José Antonio Achram; Edmundo Rotondaro; Miguel González; Claudio Sira; Rafael Morales y Esteban Correa completan este grupo.

La Comisión de Contraloría viene realizando distintas diligencias con Fiscalías de los países que estarían involucrados.

Superlano destaca que estas personas estarían “moviéndose rápido” ante el trabajo que vienen realizando los organismos de inteligencia financiera.

Asimismo, insiste en que, aunque Pdvsa y los convenios chinos son importantes, el Clap se ha convertido en “caja chica” del gobierno ante lo cual es prioritario investigar.

Añadiendo además que los productos que contiene la caja no son de calidad. Critica además que se gaste ese dinero pudiéndose invertir en el sector agro productivo del país.

Este ente parlamentario continuará las investigaciones que serán presentadas en la plenaria para determinar las responsabilidades políticas correspondientes aunque no hay fecha para estas resultas.

Por otro lado, Superlano adelantó que “pronto” darán a conocer la relación que existen entre un empresario ligado a la familia Chavez con esta trama de corrupción.

Sobre este tema no quiso adelantar mucho más.