Banco central de México recorta tasa de interés por cuarta vez

En su decisión, la Junta consideró "los menores niveles que registra la inflación general", así como "la mayor amplitud de las condiciones de holgura de la economía", que cayó en recesión durante el primer semestre del año y registró nulo crecimiento durante el tercer trimestre

El Banco de México (central) recortó este jueves por cuarta vez consecutiva su tasa de interés referencial para ubicarla en 7,25% ante un enfriamiento de la segunda economía latinoamericana.

La Junta de Gobierno de Banco de México decidió «por mayoría» disminuir en 25 puntos base el objetivo para la tasa de interés interbancaria. Uno de sus cinco miembros votó por aplicar un recorte mayor, de 50 puntos base, según su anuncio de política monetaria.

En su decisión, la Junta consideró «los menores niveles que registra la inflación general», así como «la mayor amplitud de las condiciones de holgura de la economía», que cayó en recesión durante el primer semestre del año y registró nulo crecimiento durante el tercer trimestre.

El banco aclaró que a pesar de que la información disponible para el cuarto trimestre es limitada, se espera una persistencia de la debilidad que viene presentándose durante los últimos meses en la actividad económica.

Indicadores a la baja

Agregó que el balance de riesgos para el crecimiento «continúa sesgado a la baja», en un entorno de incertidumbre.

El banco advierte que es importante impulsar medidas que generen confianza e incentiven la inversión, una mayor productividad y que se consoliden las finanzas públicas.

En tal sentido, subrayó la necesidad de «reforzar las perspectivas crediticias» de la atribulada petrolera estatal Pemex, cuya deuda asciende a unos 100.000 millones de dólares.

Revertir el declive de la inversión privada observado en 2019 es uno de los grandes pendientes del presidente izquierdista, Andrés Manuel López Obrador, según expertos, que son cautos sobre las expectativas de crecimiento el próximo año.

Para 2020, los analistas privados que suele encuestar mensualmente Banco de México estiman una expansión de apenas 1,1%.

Impulsar el crecimiento económico «sigue siendo clave» para alcanzar los objetivos de desarrollo del gobierno y mantener finanzas sólidas, dijo este jueves la agencia Standard & Poor’s, que mantuvo sin cambio y con panorama «negativo» la calificación de la deuda soberana mexicana.

En cuanto a la inflación, objetivo principal del banco, la Junta destacó que de corto plazo las expectativas se han moderado, pero existe riesgo de una aceleración tras el aumento de 20% al salario mínimo en 2020 anunciado esta semana por el gobierno.

La inflación de México se moderó a 2,97% anual en noviembre, su menor nivel desde agosto de 2016 y por debajo del objetivo de Banco de México, de 3% anual.