BCV y Sudeban imponen biopago tras posible salida de Visa y Mastercard

El Banco Central de Venezuela y la Superintendencia de Bancos ordenaron a la banca nacional la creación de una red doméstica para las transacciones financieras una vez que cesen las operaciones con las franquicias Visa y Mastercard y el sistema Maestro. La resolución excluye a American Express y Diners Club.

Se espera que la medida sea implementada a partir del 30 de noviembre, para las operaciones de débito, y de 30 de enero de 2020 para los pagos con tarjeta de crédito.

La medida ordena que se cree un sistema soberano que sustituya a estas empresas internacionales. La resolución SIB-DSB-04714, del 16 de mayo instruye a que las entidades adopten un sistema de biopago y que en 60 días esté funcionando.

Según la resolución, los bancos deberán autorizar las transacciones electrónicas de pagos validadas con biometría, que es un elemento de seguridad superior al uso de la clave o PIN de la tarjeta de débito tradicional.

Se ordenó a la banca promover el uso de Servicios de Pago Móvil Interbancario Persona a Persona y Persona a Comercio.

Los bancos tienen desde el 16 de mayo un plazo de 10 días hábiles para presentar los cronogramas del cumplimiento de lo demandado por la Sudeban y el BCV.

El diputado a la Asamblea Nacional José Guerra criticó la orden emitida por el BCV y la Sudeban.

Además, explica el parlamentario, implica que Venezuela quede incomunicada a nivel de pagos transfronterizos con el resto del mundo ya que los sistemas de estas dos corporaciones son universales.

Por otro lado, destaca el diputado, la implementación de una nueva plataforma supone gastos muy altos para la banca privada, la cual además ya está bastante golpeada desde que el BCV estableció el encaje legal en más de un 70%, .