<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Bernal: Los Clap se transformaron en el negocio del momento

El jefe del Centro de Control Nacional y Mando de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, Freddy Bernal, informó que hasta la fecha hay 115 personas detenidas por irregularidades con la distribución y venta de las bolsas de alimentos. Negó que México haya donado productos a Venezuela.

Bernal admitió que en el programa de entrega de alimentos casa por casa, se han generado irregularidades como la reventa de productos por parte de funcionarios involucrados en la distribución de las bolsas y cajas Clap.

«No es perfecto, hay distorsiones, hay vagabundos es verdad… ¿por qué es verdad? Porque es una guerra donde los alimentos se han transformado en el negocio del momento… el que tiene la oportunidad de manejar alimentos y puede especular, vender caro», dijo durante una entrevista a la emisora Unión Radio.

Informó que hasta la fecha han sido detenidas 115 personas por la comisión de varios delitos relacionados al acaparamiento, desvío y sobreprecio.

Entre ellos, destaca un directivo de la Sociedad Nacional de Garantías Recíprocas para la Mediana y Pequeña Empresa (Sogampi) que estafó a 1.200 familias y al cual se le va a imputar por cuatro delitos; así como a la directiva de la policía del estado Anzoátegui que se apoderó de dos gandolas con alimentos para -según dijo- bachaquearla, caso por el que están 14 funcionarios policiales presos.

«También en el estado Falcón hay gente del poder popular presa, por qué no decirlo. No tememos decir la verdad, qué hay distorsiones, qué hay algunos negociando, pues aquí los metemos preso», afirmó Bernal.

Recordó que existen tres tipos de combos Clap: el nacional, el mixto (nacional e importado) y el importado. En consecuencia dijo que cada uno de ellos tiene precios diversos.

«Hay varios precios porque se permitió a las gobernaciones hacer combos con productos nacionales e importados y el precio fluctúa en 8.000, 9.000 y 14.000 bolívares. Le pedimos a las autoridades que anuncien a las comunidades cuántos productos trae la bolsa y cuál es el precio para evitar distorsiones y vagabunderías», dijo.

«Estamos importando, ¿cuál es el problema? ¿Vamos a negar que tenemos que importar productos? ¿Cómo combinamos los Clap? Hay una caja con productos importados, pero hay cajas con producción nacional (…) Ni en la Cuarta (República) ni en la Quinta hemos logrado romper el modelo importador».

El jefe del Centro de Control Nacional y Mando de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción aclaró que es totalmente falsa la donación de alimentos por parte del gobierno mexicano. “No señor. A nosotros no nos está regalando comida nadie. De los pocos dólares que se han ido guardando en medio de esta guerra económica, se compra el alimento al país que haya que comprarlo”.

Recalcó que los Clap «no son la solución a la crisis. Esto es un paliativo a una guerra muy difícil (…) la solución es romper el viejo modelo importador y dar un salto a la producción (…) A pesar de que aún se mantienen las causas de la guerra económica, para este momento casi 4 millones y medio de familias han comenzado a recibir con la regularidad de un mes los alimentos».