<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Biopago sigue inactivo y petros no serán liquidados a comercios ¿Qué pasa?

Lejos de ser un mecanismo para frenar la inflación y el tipo de cambio, el petro impulsó el precio del dólar y aceleró aún más la inflación en lo que va de 2020

Biopago sigue inactivo y petros no serán liquidados a comercios ¿Qué pasa?

Las personas y los comercios con petros quedaron hoy con más incertidumbre que dinero en el bolsillo.

En primer lugar el biopago no se activó como correspondía. En segundo lugar se anunció que el gobierno no le cambiará más a los comercios los petros que recibieron.

El Petro se activará… Después

El Banco de Venezuela en conjunto con la Superintendencia Nacional de Criptoactivos y Actividades Conexas (Sunacrip) anunció que el sistema Biopago permanecerá en pausa. Esta declaración ocurre a pesar que el organismo señaló en días anteriores que su reanudación estaba pautada para el viernes 10 de enero.

El comunicado informa que se ha iniciado la segunda fase de la «construcción del Ecosistema Petro» con el fin de avanzar en el proceso de integración de las plataformas BiopagoBDV, Patria Instituciones y PetroApp. Todo esto con el objetivo de «permitir la diversidad de operaciones y productos en Petro», según el documento.

Esta vez la entidad no dio fecha para la reanudación del sistema. Vía twitter solo dijeron que la información sobre la reactivación de la plataforma sería difundida «oportunamente» por redes sociales.

¿Por qué el sistema está en pausa?

El diputado y economista Ángel Alvarado explicó en una rueda de prensa que el sistema de Biopago estaba en pausa, no por mantenimiento, sino por la incapacidad que hay liquidar tal cantidad de dinero a los 4,2 millones de pensionados que esperan recibir el «medio petro» obsequiado por Maduro.

De acuerdo con estos números, se necesitan cerca de 120 millones de dólares para entregar medio petro a cuatro millones de pensionados. Según el mismo comunicado de Sunacrip, hasta el momento de la suspensión del biopago por mantenimiento, 1.233.093 personas habían cambiado su medio petro en los comercios.

Esta cantidad de personas que logró voltearse al mercado para adquirir bienes y servicios y comprar petros trasladó a los comercios 37 millones de dólares. Parte de este dinero fue liquidado a algunos comerciantes en bolívares, sin embargo muchos de ellos se quedaron con los petros a la espera de que se les cancelara.

Sin embargo, la entrega de bolívares por petros inyectó una gran liquidez en el mercado que aumentó la demanda de dólares, lo cual explica el aumento acelerado del precio del tipo de cambio en lo que va de 2020.

Aunque el Banco Central de Venezuela intentó controlar la inflación y el aumento del tipo de cambio con una inyección de euros a la banca, esto no se logró y el paralelo sigue en aumento.

Comercios se quedan con los petros y sin divisas

La Asociación Nacional de Criptomonedas (Asonacrip) informó este viernes vía twitter que a partir de ahora las transacciones realizadas por Biopago serán liquidadas a los establecimientos directamente en Petros.

Negar el cambio a bolívares a los comerciantes implica que no se liquidarían los bolívares o dólares prometidos en diciembre a los comercios. A pesar que algunos comercios ya percibieron el pago en bolívares, no todos han podido recuperar el dinero que corresponde a la venta de productos con el método de pago del petro.

Según el economista y especialista en criptomonedas, Aaron Olmos, esta decisión podría darse a raíz de la gran inyección de liquidez que sufrió el país y que disparo el tipo de cambio.

«Al suspender la plataforma de Biopago, en teoría esto evita que se hagan negocios con el petro, lo cual significa que los comercios que no pudieron convertir los petros tiene ahora problemas para recuperar su dinero», señala Olmos.

El economista Henkel García señala una serie de incógnitas que se crean en torno al petro, en el caso que los comercios no puedan cambiarlo.

El juego cerrado del petro

Al negarse a convertir el petro en bolívares o en otra criptomoneda, el régimen de Maduro está creando una moneda con un cuello de botella. Hasta el momento, ningún exchange cambia petros en el mundo. Por esta razón, el petro no es realmente una criptomoneda viable para ser intercambiada en los mercados internacionales.

Con el petro, las transacciones se tienden a pausar en algún momento. En principio el ciudadano recibe el petro, esta persona lo va a cambiar a un comercio, el comerciante le paga al mayorista en petros y este cuando vaya a su proveedor en los mercados internacionales se va a encontrar con la negativa de recibirlo.

Olmos señala que en el caso que el gobierno obligue a los actores internos a que acepten este método de pago, el importador al no poder usarlo fuera del país tendrá que ir a alguna de las 11 casas de cambio que están suscritas a la Sunacrip.

Sin embargo, el economista asegura que estas 11 casas de cambio no tienen la suficiente liquidez para absorber este volumen, por lo que puede ocurrir que no cambien todos los petros, no los paguen al precio que corresponde según la página oficial, por lo que el mercado se cierra.