Bloque del BRICS lanza banco al mejor estilo del FMI

El banco de desarrollo de las naciones BRICS, que quedó constituido el martes en Rusia, aprobará sus primeros proyectos en enero de 2016, dijeron el martes fuentes de la Cancillería brasileña.

La entidad tendrá sede en Shanghai y ya fue ratificada por los Congresos y otros organismos de cuatro países. Solo queda pendiente que China refrende los acuerdos, trámite que será saldado el 6 de julio con la firma del gigante asiático poco antes del encuentro presidencial.

La entidad aprobará los primeros proyectos para financiar infraestructura en enero de 2016, cuando elegirá cinco iniciativas presentadas por los países. Esa área es de alto interés para el gobierno brasileño, que recientemente lanzó un plan de concesiones para captar unos 64.000 millones de dólares en inversiones para ferrovías, carreteras, puertos y aeropuertos.

El nuevo banco articula una alternativa a los organismos multilaterales de crédito como el FMI y el Banco Mundial, con fondos iniciales de 50.000 millones de dólares -10.000 millones por país- y que tienen el respaldo de este conjunto de naciones que representan 40% de la población y un quinto del PIB del planeta.

«El tratado prevé que cualquier país se presente como miembro. Inicialmente el banco fue pensado para funcionar con los BRICS y probablemente va a funcionar por uno o dos años solo con los BRICS antes de aceptar nuevos miembros», apuntó la fuente de Itamaraty.

Los presidentes de China, Rusia, Brasil, India y Sudáfrica se reunirán en la ciudad de Ufa, un centro industrial al oeste de los Urales, entre el 8 y el 9 de julio, en la séptima cumbre del grupo ahora presidido por Rusia. Su foco pasará por implementar el banco y el fondo de reservas, que pusieron una cara institucional a los BRICS.

El fondo de contingencia pondrá a disposición 100.000 millones de dólares para ayuda mutua en caso de crisis y ya cuenta con todas las ratificaciones necesarias para estar operacional poco después del encuentro. China aportará 41.000 millones de dólares, India, Rusia y Brasil 18.000 millones cada uno, y Sudáfrica 5.000 millones.