Bono Pdvsa 2020, la deuda del chavismo por la que Venezuela puede perder Citgo

El reloj está corriendo y Venezuela no tiene cómo pagar los intereses del bono Pdvsa 2020. Aunque el país ya está en default desde 2017, el riesgo en este caso es mucho más alto. Se puede perder 50,1% de Citgo.

El próximo 27 de octubre se cumple la fecha límite para que Venezuela pague $913 millones en intereses a los tenedores del bono de Pdvsa con vencimiento en 2020.

Con el reloj en contra, la Asamblea Nacional de Venezuela declaró este martes la ilegalidad de este bono, en busca de proteger el 50,1% de las acciones de Citgo que el gobierno de Maduro puso en garantía cuando emitió la deuda.

En vísperas del vencimiento del Bono Pdvsa 2020, el gobierno encargado de Guaidó se está jugando su credibilidad política y las acciones del mayor activo petrolero de Venezuela en el exterior.

Al contar con una nueva directiva nombrada por Guaidó, Citgo ahora es responsabilidad del gobierno encargado, a pesar que el posible embargo corresponda a una deuda del régimen de Maduro.

¿Por qué Venezuela empeñó Citgo?

La deuda del Bono de Pdvsa 2020 es realmente un canje del Bono Pdvsa 2017. En 2016, el endeudamiento de Venezuela ya tomaba impulsos astronómicos. Pdvsa en este año multiplicó su deuda por 23, según un artículo publicado por el economista Miguel Ángel Santos en el portal de Prodavinci.

«Los 2.600 millones de dólares que se debían en 2006 se habían convertido en 64.700 millones a finales de 2016», señaló el economista.

Con la caída de los precios del petróleo y el alto riesgo país que ya tenía Venezuela en 2016, Pdvsa ofreció a los tenedores de bono Pdvsa 2017 un canje por una nueva deuda con fecha de vencimiento 2020.

Además, la estatal petrolera ofreció una tasa de retorno de 19,3%, lo que representa una tasa 4,25 veces más alta que el promedio en América Latina.

«En vista de que ni aún así los mercados tenían confianza, procedieron a ofrecer la mayor de las barbaridades: un colateral que garantizase el pago consistente en el 50,1% de las acciones de Citgo, o sea, el control de la empresa», señala el economista José Toro Hardy.

¿Se puede pagar la deuda?  

Venezuela cayó en default en noviembre de 2017, por lo que el régimen de Maduro no tiene ni la intención ni la capacidad de pagar la deuda con Citgo, mientras que el gobierno interino de Guaidó tampoco tiene el dinero para hacerlo.

Con una crisis económica que se profundiza también en el sector petrolero, en septiembre solo se produjeron 644 mil barriles diarios de petróleo,  muy lejos de los 3.120.000 barriles diarios de petróleo que producía Pdvsa en 1998.

Las sanciones de Trump a Pdvsa le colocan otra guinda al pastel y deja con menos margen aún al régimen para pagar cualquier deuda. Esta disminución en la producción significa también un desplome en los ingresos petroleros, los cuales se destinan para el pago de las deudas que acumula el país.

La Asamblea apuesta por la ilegalidad del bono Pdvsa 2020

La Asamblea Nacional (AN) alzó la voz cuando Maduro canjeó la deuda de Pdvsa 2017 por nuevos bonos Pdvsa 2020. El 27 de diciembre de 2017, la Asamblea advirtió que se debía renegociar toda la deuda de Pdvsa sin tocar las acciones de Citgo.

Como casi siempre, el gobierno hizo caso omiso de la objeción de la Asamblea Nacional, por lo que la emisión de esos bonos según el parlamento nacieron desde la ilegalidad.

«Además de violar el artículo 150 de la Constitución de la República, infringen los artículos 311 y 312 del Estatuto, ya que fueron contratos lascivos, que carecen de legalidad», aseguró la asamblea mediante un comunicado.

El equipo de Guaidó espera por el apoyo de Trump

Si los tenedores de bonos Pdvsa 2020 pueden o no reclamar el 50,1% de las acciones de Citgo es algo que sigue en duda. Incluso, en Estados Unidos el panorama no está claro.

En 2018, la Oficina del Tesoro (Ofac) emitió la Licencia General 5 que permitía a los tenedores de los bonos Pdvsa 2020 poder tomar el control de la empresa si Venezuela no cumplía con el pago. Sin embargo, posteriormente esto cambió cuando Trump reconoció a Guaidó como presidente encargado de Venezuela.

Según una resolución de agosto de 2019, Donald Trump bloqueó las propiedades de Venezuela en Estados Unidos, incluyendo a Citgo. Con esta resolución se prohibió el traspaso de cualquier activo, por lo que está es una carta que juega el equipo de Guaidó para mantener Citgo.

¿Qué pasa si se pierde Citgo? 

Si Venezuela pierde el activo de Citgo, perdería su mayor activo petrolero en el exterior. La empresa tiene una capacidad instalada para refinar 749 mil millones de barriles diarios, lo que incluso es mayor a la producción actual de Pdvsa.

Según el informe de la petrolera, Citgo es el quinto refinador independiente de Estados Unidos y generó $32 mil millones entre el 2012 y 2018. Además, refina gran cantidad del crudo pesado que sale de Venezuela.

El 100% de Citgo está en riesgo

No solo es el 50,1% de Citgo lo que está en riesgo. El otro 49,9% de Citgo Petroleum está como garantía de un préstamo por $1.500 millones que le otorgó la petrolera rusa Rosneft a Pdvsa.

En teoría, si el gobierno estadounidense permite a los tenedores del bono Pdvsa 2020 reclamar sus acciones, entonces la empresa rusa Rosnefr podría hacer lo mismo. Sin embargo, Pdvsa le está pagando puntualmente a la empresa petrolera rusa, principalmente porque la empresa se cobra ella misma de la producción en los campos venezolanos en los que tiene presencia.

Mientras tanto el reloj sigue corriendo.