Cae en 70% la producción agrícola en Táchira

Un llamado de alerta hicieron los productores de la zona alta de la montaña tachirense quienes, en asamblea general, manifestaron que ante la falta de apoyo por parte del poder central los hombres y mujeres del campo se declaran en terapia intensiva.

En un 70% ha caído la producción agrícola en el estado Táchira, según estimaciones de Gabriel Ramírez, en representación de los productores de la región que aseguran que de no atenderse el llamado que el sector hace, los niveles de producción se ubicará entre los más bajos que se hayan registrado.

«Estamos de mal en peor, la producción ha venido disminuyendo y el panorama que viene no es nada alentador si no se dan respuestas rápidas y efectivas a las necesidades del sector productor”, dijo el agricultor durante el desarrollo de una asamblea general.

De acuerdo al agricultor la mal llamada revolución acabó con la producción y sepultó al campesino. “No tenemos semillas, fertilizantes, pesticidas y abono. Nos llevaron a una crisis social y económica donde nosotros tenemos que pagar en pesos o dólares los productos que necesitamos para garantizar la siembra y la cosecha”.

La falta de combustible para movilizar los productos, aunado al cobro de vacunas, pérdidas de cosechas, entre otras vicisitudes, se deben sortear para asegurar alimentos a los hogares venezolanos, detalló.

«Solo recibimos limosnas y paños de agua fría por parte del régimen. ¿Dónde está el ministro de Agricultura y Tierras? No es posible que siendo Venezuela un país tan rico los productores no tienen garantizados sus insumos para trabajar la tierra”.

Apoyo regional

La gobernadora del Táchira, Laidy Gómez, quién acompañó a los productores agropecuarios en la asamblea general, dijo que el régimen atenta contra la producción nacional.

«Los productores del Táchira se declaran en terapia intensiva», a pesar de los múltiples esfuerzos que hacen para garantizar la producción y distribución de hortalizas, legumbres, verduras, lácteos, carnes y frutas a 240 ciudades de Venezuela, señaló Gómez.

“Lamentamos mucho que este régimen siga atentando contra la producción nacional. Hemos recibido múltiples denuncias donde cada día es menos la asistencia al sector campesino por parte de Pequiven, la materia prima no llega y ellos se ven obligados de adquirir los productos en la frontera lo que les genera costos más alto en el producto final”, expresó.

La mandataria regional señaló que los productores del Táchira continúan garantizando la producción de alimentos a la familia venezolana a pesar de la incertidumbre y desafíos por lo que tienen que pasar.

Los productores del Táchira, no tienen gasolina, gasoil, gas, electricidad ni tampoco apoyo nacional y aun así siguen produciendo el 38.7% del consumo nacional de hortalizas, verduras, frutas, lácteos y carnes, precisó la gobernadora.

“Quienes están en Miraflores tienen la responsabilidad de garantizar la producción nacional, es el régimen el primer enemigo y adversario de los productores. Señor Nicolás Maduro, métale el ojo a Pequiven y a todos aquellos entes con competencia en el tema de la producción porque están jugando con la comida de las familias venezolanas, es una cuestión de conciencia”, afirmó Laidy Gómez.