<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Caen 80% ventas de la industria de autopartes en Venezuela

Las empresas fabricantes de autopartes en el país requieren 400 millones de dólares anuales para reactivar la producción, la cual se ha visto afectada por una crisis por falta de materias primas nacionales e importadas.

Caen 80% ventas de la industria de autopartes en Venezuela

Omar Bautista, presidente ejecutivo de la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores (Favenpa), dijo que el ritmo de manufactura es bajo y que gran parte de las compañías laboran a 18% de su capacidad, mientras que otras se encuentran inactivas.
A esto se le suma la caída de las ventas en más de 80% desde 2007, debido a los altos precios de los repuestos; y al deterioro del poder adquisitivo de los ciudadanos.
Indicó que las empresas más golpeadas son las que abastecen a las ensambladoras de vehículos, industria que está inoperativa en 99%. El escenario en el mercado de reposición tampoco es alentador, porque trabajan a 25% de su capacidad.
Los autopartistas han recibido del Sistema de Divisas Complementario (Dicom), un monto de 8 millones de dólares en un período de tres meses, cantidad que les permitía mantener operativas las plantas, pero la suspensión de las subastas debido a la implementación del nuevo mecanismo de cesta de moneda, «acabó con las esperanza de una posible recuperación».
Para Bautista, la única forma de que el sector no desaparezca es que el Gobierno combata la inflación, libere el control cambiario y reestructure las empresas del Estado de acero y aluminio para que pueda aumentar el suministro de materia prima.
«Si se mantiene la propuesta de hacer negociaciones con otras monedas, se complicará el proceso de abastecimiento de materia prima».
Explicó que el sector tiene experiencia con proveedores chinos, y que el tiempo de espera para el arribo de los insumos puede demorar hasta un año, además de que se genera un gasto importante adicional.
“Ante la complicación que se tiene de sustituir el dólar por una cesta de divisas, es preferible liberar el control cambiario, esto podría contribuir a que se genere un tipo de cambio único que pueda iniciar un proceso de combatir inflación y por otra parte podría generar ingresos de capitales al país, lo cual es necesario”.
El empresario dijo que es el momento justo para sustituir el sistema de divisas, que a su juicio, permitiría mejorar la actividad económica y dar un reimpulso a las exportaciones.]]>