<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Caída de 25% en número de taladros en 2016 dificulta recuperación petrolera

Los precios internacionales del petróleo se recuperaron 10 dólares gracias al recorte de la OPEP, pero la producción de lutita en EEUU sigue afectando los precios. Para Venezuela será aún difícil recuperar sus exportaciones de crudo debido a las altas inversiones que requiere la industria, resaltó el analista Francisco Monaldi en foro del IESA.

Caída de 25% en número de taladros en 2016 dificulta recuperación petrolera

Durante 2016 el número de taladros en operación en Venezuela cayó 25%, lo que anticipa mayor disminución en la producción de petróleo para este año. Esto complicará aún más a la industria y a una economía en crisis que depende cada vez de este rubro.

Francisco Monaldi, experto petrolero y profesor del Centro de Energía y Ambiente del IESA, sostiene que la producción de Pdvsa se encuentra en alrededor de 2,2 millones de barriles diarios, lo que representa una caída incluso con las cifras oficiales en más de un tercio.

«En 2016 cayó más de 10%. Se redujo también el consumo interno de combustible por la recesión económica. La producción actual nos retrotrae a principios de los 90, antes de la apertura petrolera», apuntó.

Durante el foro «Perspectivas 2017», organizado por el Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA), destacó que la producción propia de Petróleos de Venezuela experimenta una disminución de 47% desde su pico. «La producción sigue colapsando, sobre todo en campos convencionales de producción propia de Pdvsa. Las asociaciones privadas son las que han incrementado la producción. Más de la mitad del crudo que se produce viene de las empresas mixtas».

Indicó que las exportaciones netas y los barriles generadores de flujo de caja son aún más bajos dados los compromisos de la empresa petrolera estatal.

Recalca Monaldi que casi todos los proyectos petroleros en el país son económicamente viables a los precios actuales, pero que hay serias limitaciones operativas, además de las financieras, empezando por los problemas de recurso humano.

«No parecía que los precios podían recuperarse hasta que la OPEP acordó el recorte de producción. Eso llevó a que la cotización tuviera un incremento de casi 10 dólares. Va a continuar el recorte para el segundo semestre y eso va a dar un piso, pero difícilmente los precios se incrementarán de forma importante por la producción de Estados Unidos», dijo.

Resaltó que la mayoría de los países miembros de la organización petrolera tienen un 90% de cumplimiento con el recorte, pero que Venezuela es el país que menos ha cumplido, porque la producción está cayendo espontáneamente. En total se redujo 1 millón de barriles la producción.

«El mercado petrolero hace más de cinco años tiene un actor importante que es la producción de lutita que tiene una capacidad de respuesta muy rápida. Se recuperó la producción de Estados Unidos a finales de año. El número de taladros, que llegó a estar por encima de 1.500 había colapsado a niveles muy bajo, pero en un semestre se ha duplicado. Eso le pone un techo al aumento de los precios».