<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Caos durante el primer día de verificación del chip de gasolina en Táchira

La jornada debía iniciar a tempranas horas del día pero no fue sino hasta pasadas las 10 de mañana que arrancó con los conductores que esperaron en largas filas desde la madrugada del miércoles. Sola una instalación militar en San Cristóbal realizó el proceso de revisión.

Caos durante el primer día de verificación del chip de gasolina en Táchira

La incertidumbre reinó este miércoles durante el inicio del operativo especial de revisión del dispositivo electrónico (TAG) para surtir combustible en el estado Táchira. La medida ha sido implementada por el gobierno nacional dentro del plan de seguridad “Centinela de la soberanía y la paz», como parte de las estrategias para frenar el contrabando de combustible hacia Colombia.
El procedimiento que fue anunciado el pasado 8 de enero por el jefe de la Zona de Defensa Integral (Zodi-Táchira), el general Carlos Yánez Figueredo, busca sacar del sistema a unos 150.000 dispositivos que estarían operando de manera ilegal en la región.
El jefe militar aseguró que la revisión tomaría solo entre 30 a 60 segundos por tratarse de una evaluación sencilla donde los usuarios solo debían llenar un formulario y mostrar la documentación legal del vehículo, sin embargo, el operativo inició pasadas las 10 de la mañana y cada conductor usó un tiempo mayor a los tres minutos para realizar el registro.
De las unidades militares anunciadas como puntos de revisión en la ciudad de San Cristóbal, solo el batallón Negro Primero prestó el servicio a un importante número de usuarios, que desde las 5:00 am esperaron para cumplir con el procedimiento convocado por la Zodi.
– Usuarios inconforme –
La mayoría de las personas consultadas criticaron la lentitud y poca información por parte de los funcionarios encargados de realizar el registro. Calificaron el operativo de improvisado.
Freddy Sánchez se encontraba desde las 5:00 am entre los primeros vehículos en la fila frente al batallón Negro Primero y, pasadas las 10:00 am aún no había podido ingresar al establecimiento militar para realizar el chequeo del TAG o popularmente conocido como “chip” electrónico de gasolina.
“No veo el por qué de este procedimiento, si lo hemos usado durante 10 años y se ha cumplido con lo establecido, si son 30 litros de gasolina lo permitido, eso es lo que nos venden, ¿por qué someternos a esto? Además cuando uno va a la estación de servicio hay policías que chequean que el lector coincida con el carro», cuestionó el tachirense.
Por su parte, Nelson Ocariz, coincidió con que el proceso era “muy lento”. Confía en que esta revisión pueda ayudar a controlar la venta de gasolina, siempre y cuando llegue el combustible a las estaciones de servicio.
“Nadie sabía dónde empezar a hacer la cola, unos iniciamos aquí arriba y otros en la parte de abajo y eso casi crea un conflicto entre nosotros, lo cual se solucionó cuando salió el comandante a poner orden. Lo que decían era que la revisión duraba 40 segundos pero ya pasaron los tres primeros carros y parece que les sirvieron desayuno allá adentro porque han pasado varios minutos y nada que salen”, dijo José Ignacio Chacón frente a la cola del edifico militar en San Cristóbal.
El usuario no confía que la medida frene el contrabando de gasolina venezolana hacía Colombia y más bien cree que se trata de un medio de control para conocer cuántos litros están saliendo del país.
“Eso de que van a controlar el contrabando es mentira, lo hacen para ver cuánto les toca a cada uno. Es mentira que van a acabarlo (el contrabando de combustible) porque eso tiene años y para eliminarlo no es que sea imposible, se puede controlar poniendo autoridades serias, respetuosas de la ley, mientras tanto no se va a lograr nada. La gente no pasa la gasolina porque quiere, lo hace porque alguien lo permite y ese es el principio del fin”, dijo Chacón.
La medida estricta de presentación del vehículo para la revisión del TAG, puso a correr a María Zambrano, que tiene su vehículo en un taller mecánico, accidentado por la falta de un repuesto que no se consigue en el país.
“Los militares me dijeron que debo traerlo a la revisión como sea, en grúa, empujado, pero tengo que presentarlo. Lo peor es que si no logro traerlo hasta aquí me puedo quedar sin el chip y no poder abastecer combustible”, destacó.
El general Yánez Figueredo, jefe de la Zodi, precisó que la jornada de verificación del dispositivo electrónico se extendería por 10 días, no obstante, los funcionarios destacados en el único punto donde se realizaba la verificación del TAG, desconocían el plazo establecido.]]>