<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Consumo

Ganaderos pierden más de $5 millones por apagón

El gremio de ganaderos venezolanos reportó este miércoles pérdidas superiores a los 5 millones de dólares por las dificultades operativas que causó el masivo apagón que sufrió el país el pasado jueves y que aún no se resuelve completamente.

Apagón genera pérdidas en la producción ganadera de Táchira

Ante el caos que ha generado en el país, específicamente en el suroeste andino, la suspensión del servicio de energía eléctrica, la junta directiva de la Asociación de Ganaderos de Táchira (Asogata), se declaró en emergencia y evaluó el costo en pérdidas y productividad generadas por la falla

Argentina regula cupos para exportar carne y lácteos a Colombia y Venezuela

En el caso de Venezuela, el máximo será de 9.496 toneladas métricas para cada periodo comercial mientras que para Colombia será de 1.323,5 toneladas para la categoría de cortes finos y a 875 toneladas para los demás cortes, para cada período comercial comprendido entre el 1 de enero y el 31 de diciembre durante los próximos cuatro años.

Transparencia Internacional: Control de importaciones ahonda crisis alimentaria venezolana

La corrupción y el control estatal de las importaciones ahonda la severa crisis alimentaria de Venezuela, según un informe divulgado este 20 de diciembre por el capítulo Venezuela de la ONG Transparencia Internacional, que pone el foco en la compra de alimentos desde México para el programa de ayudas CLAP"El férreo control de las importaciones por parte de órganos del Gobierno de Venezuela, sin supervisión independiente y profesional, en particular de los alimentos, no ha servido para cumplir con los estándares básicos de suficiencia, precios, cobertura y calidad", señala la ONG en un extenso texto.

El informe, levantado tras 5 meses de rastreo y análisis de documentos oficiales entregados por el Gobierno mexicano, halló compra de alimentos con sobrecostos en algunos casos, mientras que en otros había pagos casi simbólicos, lo que abrió en la ONG cuestionamientos sobre la calidad de los mismos.

"Para el caso de la pasta y la leche en polvo, las alarmantes cifras alcanzan 58 % y 65 % de sobreprecio, respectivamente. Pudiera ser más lo que se pierde en corrupción que lo que se invierte en asegurar la alimentación de los venezolanos", asegura el informe.

También sorprende a Transparencia Internacional la importación de los productos desde México, "un país que no era de los principales socios comerciales de Venezuela y cuyo Gobierno mantenía un discurso opuesto" al del presidente Nicolás Maduro.

El Gobierno mexicano informó el pasado octubre que desarticuló una red de especuladores que compraba alimentos de baja calidad y los revendía con sobrecostos a VenezuelaLa Asamblea Nacional (AN) aseguró entonces que colaboró con esta investigación y estimó la pérdida patrimonial en unos 5.000 millones de dólares desde 2016, cuando el Gobierno de Maduro arrancó el plan de entrega de alimentos subsidiados.

Las cajas del programa de Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) contienen latas de atún, aceite vegetal, arroz, azúcar, harina de maíz, un producto lácteo en polvo, espagueti, fríjoles, salsa de tomate y mayonesa, y el Gobierno venezolano asegura que benefician a 6 millones de personas y se reparten cada 15 días.

Pero Transparencia Internacional aseguró en su informe de hoy que algunos de estos alimentos son "poco confiables" y "destruyen" la salud de quienes se ven obligados a consumirlos, una denuncia en la que han insistido opositores y medios locales.

"Es urgente reconstruir prácticas decentes para que cese el hambre en el país e instaurar las mínimas condiciones de comercio exterior e importaciones capaces de atender de forma eficiente los requerimientos nutricionales, especialmente de los grupos más vulnerables de la población", se extrae del documento.

En noviembre, la ONG divulgó otro informe sobre 42 empresas estatales de alimentos y aseveró entonces que la corrupción y el pobre desempeño de estas compañías había agravado la crisis.

Venezuela es el país con las mayores reservas probadas de petróleo en el planeta, pero padece una grave crisis económica que se traduce en escasez generalizada, hiperinflación y fallos en la prestación de los servicios públicos. 

AUDIO | Óscar Meza: Venezolanos necesitan un salario mínimo diario para comer

Óscar Meza, director del Centro de documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), aseguró que un grupo familiar necesita de casi un salario mínimo por día para poder alimentarse; debido a que la canasta alimentaria del mes de octubre tiene un valor de 52.322,22 bolívares soberanos, lo que representa un aumento de 128,2%, de acuerdo con el mes de septiembre, cuando su costo era de 22.927,81 bolívares soberanos.

Ganaderos toman como “un mal chiste” anuncios de Castro Soteldo

Como una medida más simbólica que práctica, definió Leonardo Figueroa, presidente de la Asociación de Ganaderos del Táchira (Asogata), el anunció del cierre de la frontera comercial entre Venezuela y Colombia. Por otra parte, denunció que el gobierno nacional confiscó 254 reses que fueron beneficiadas y pasaron al Ministerio de la Alimentación.

Gastronomía germánica fue la bandera del primer Gamafest

El pasado 20 de octubre las instalaciones del Excelsior Gama Plus La Trinidad se llevó a cabo la celebración del Gamafest 2018, para darle a sus clientes la oportunidad de "disfrutar de un ambiente de compras diferente, al homenajear la cultura y la tradición germánica inspirados en el reconocido festival alemán “Oktoberfest".

¿Cuánto cuesta comer en el estadio?

Al contrario de las entradas, que existen para todo bolsillo, comer o beber en el estadio Universitario de Caracas es absolutamente costoso. La cerveza más barata, en vaso, cuesta 120 bolívares soberanos. Una arepa sencilla, 400 y seis tequeños, 350. A eso súmele el estacionamiento: su tarifa plana, de 50 bolívares, duplica la de centros comerciales del este de la ciudad. Solamente en esas cuatro cosas se va el equivalente al sueldo de dos semanas de trabajo a salario mínimo vigente en Venezuela.