Central Azucarero Ezequiel Zamora cosecha resultados amargos

Trece años después de su creación, el central barinés sigue sin levantar vuelo. Ninguno de los complejos manejados por el Estado logró la meta mínima de producción prevista para 2015. El sueño del fallecido presidente Hugo Chávez de hacer de su Barinas natal un polo productor de azúcar sigue siendo poco más que un delirio. Al menos eso se puede deducir cuando se comprueba que 13 años después de iniciada su construcción e invertidos miles de millones de bolívares, el Complejo Agroindustrial Azucarero Ezequiel Zamora (Caaez) sigue sin levantar vuelo.

La revisión de la memoria y cuenta 2015 del Ministerio de Agricultura y Tierras (MAT) así lo señala, al describir que el año pasado el pomposo complejo apenas logró completar 18% de la meta prevista de producción de azúcar; producción que a decir de voceros de los cañicultores de la zona no provino de la molienda pues la instalación sigue sin poder arrancar su plena operatividad.

De acuerdo con el informe de gestión 2015, el central erigido en pleno llano barinés que previó producir poco más de 135.500 toneladas de azúcar, apenas alcanzó a manufacturar unas 37.000 toneladas, lo que además indica que de ser veraces estos datos, la estructura apenas laboró a 15% de la capacidad de producción proyectada inicialmente (unas 240.000 toneladas año).

Ello significó que las metas de procesamiento de caña tampoco se cumplieron, pues de las 3.540.000 toneladas de caña que arribarían al central, solo fueron molidas 74.579 toneladas; es decir, se incumplió casi 80% del objetivo propuesto.

En su balance, las autoridades del central señalan que “el incremento en los precios de los insumos, la falta de lubricantes y de material de empaque, originó el retraso de las metas planificadas del proyecto”, así como la falta de recursos financieros para completar la meta prevista.

– Larga desidia –

Creado por orden presidencial en enero de 2002, la construcción del Caaez comenzó un año después y se preveía que estaría concluido en 2005. Sin embargo, en 2008 la estructura seguía sin concluirse en parte por la desviación de los recursos asignados, razón por la cual fueron sentenciados a penas entre dos y siete años cuatro de los encargados militares de la obra.

No fue hasta 2011 cuando fue inaugurada una parte del central, y según informaciones de las propias autoridades el complejo aun presenta fallas. De hecho, el informe de gestión 2015 señala que por motivos operacionales, la molienda diaria se limitaría a 5.500 toneladas (7.000 ton. es la capacidad), mientras que el potencial de refinamiento fue de 450 toneladas diarias de las 600 ton. que puede procesar.

En todo ese tiempo, el Estado invirtió en un central que aún no arranca más de 1.200 millones de bolívares, cifra que casi triplica las estimaciones iniciales.

– La historia se repite –

La escasez de azúcar en el mercado en buena medida es responsabilidad del propio gobierno, ello si se toma en cuenta que de las cerca de 800.000 toneladas de azúcar que debieron producir los 10 centrales que maneja, apenas se cumplió con un 35% de ese total.

De acuerdo con la memoria y cuenta 2015 del MAT, al cierre del año la Corporación Venezolana Agraria de Azúcar (CVA Azúcar), logró producir unas 283.000 toneladas de azúcar (cifra que los cañicultores consideras más que inflada), cantidad que apenas alcanzó para satisfacer poco más de 23% de la demanda nacional, estimada en 1,2 millones de toneladas anuales.

Al escrutar las estadísticas de los distintos centros de producción, se tiene que ninguna de las 10 factorías logró la meta propuesta, e incluso algunos estuvieron muy por debajo del mínimo deseable.

Entre los centrales con peor desempeño destaca el Trujillo, que apenas produjo 2.920 toneladas de caña de las 33.300 proyectadas (8% de la meta), mientras que refinación de azúcar importada solo alcanzó a 12,7% de lo previsto.

El central Táchira también evidencia magros resultados, pues la meta de producción apenas se cumplió en 9,4% luego que se manufacturaran 3.600 de las previstas 38.000 toneladas de azúcar. Del procesamiento previsto de 32.700 toneladas de azúcar crudo solo se alcanzó 28% (9.100 ton.) de la proyección inicial de 32.700 toneladas.