Centrales y sindicatos apoyan el paro de este 28 de octubre

Unete, Codesa CGT y 72 organizaciones de base del estado Carabobo expresaron su adhesión a la jornada cívica, mientras que Fedecámaras, Conindustria y Consecomercio instan a afiliados a dejar libertad a sus trabajadores para participar en la jornada.

Centrales y sindicatos apoyan el paro de este 28 de octubre

Tras catalogar el paro de actividades de este viernes 28 de octubre como una “acción cívica nacional que no es ni huelga laboral ni paro patronal”, Marcela Máspero, coordinadora nacional de la Unión Nacional de Trabajadores (Unete), hizo un llamado a acatar la jornada de protesta, pues considera que es ejercicio libre e individual de los derechos ciudadanos.

“Estoy llamando a que se apoye la acción”, dijo Máspero, quien precisó que esta misma posición la asumen las centrales laborales Codesa y CGT.

La dirigente aclaró que contrariamente a acciones similares convocadas por la oposición en el pasado, en esta oportunidad no se busca ni presionar la salida del presidente de la República ni del gobierno. “Lo que se busca es la restitución del hilo constitucional”, enfatizó.

Tito Armando Blanco, integrante del Comité Ejecutivo de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV), dijo en entrevista con Union Radio que la central también se suma a la huelga.

“Respaldaremos ese llamado, que no es un paro laboral, sino cívico, a razón de que la situación del país también afecta a los trabajadores“, expresó en el programa radial de Vladimir Villegas.

“Si las empresas que van a tomar serán como las empresas que estatizaron (…) no hay una empresa estatizada que haya pasado a manos de los trabajadores que sea rentable que esté produciendo”, dijo al referirse a las amenazas del gobierno de tomar empresas que paralicen sus actividades este 28 de octubre.

– Carabobo en pie de lucha – 

A su vez, el Bloque Gremial e Institucional de Carabobo, junto a representantes de la sociedad civil y del movimiento estudiantil universitario, anunciaron que seguirán la ruta de acciones que ha delineado la MUD en el país.

El presidente de Fetracarabobo, Omar Escalante, anunció que este viernes 72 organizaciones sindicales que integran esta central de trabajadores se unirán a la huelga para expresar su descontento por la suspensión del proceso del referendo revocatorio contra el mandato de Nicolás Maduro.

“Reiteramos el llamado a paro mañana desde las 6:00 de la mañana hasta las 6:00 de la tarde”, dijo Escalante.

“Fetracarabobo exige el derecho a opinar y la restitución de todos los derechos. Pedimos que se dé el referendo revocatorio porque en estos últimos años hemos venido sufriendo los embates de la crisis económica, política y social en la que estamos. Rechazamos la política del Alto Mando Militar de acompañar al gobierno nacional en la interrupción del hilo constitucional venezolano. Ratificamos el apoyo a la Asamblea Nacional como máxima expresión democrática y pluralista”, expresó.

Franklin López, presidente del Bloque Gremial e Institucional de Carabobo, indicó que mantienen su compromiso con un cambio pacífico y constitucional en el país. “Seguimos pensando de que hay tiempo para que los 30 millones de venezolanos, expresándonos en las urnas, podamos decidir cuál es el modelo económico que deseamos para Venezuela”.

López ratificó que siguen los lineamientos de la MUD en los 22 gremios profesionales e institucionales que conforman este bloque, para recuperar y fortalecer la democracia.

“Para mañana viernes estamos convocando y apoyando decididamente el paro cívico que ha anunciado la MUD y nos adherimos de una vez a las actividades que han convocado para el próximo lunes y para el 3 de noviembre”.

Por su parte, Julio García, del Frente Amplio Social, destacó que esta organización se unirá al paro convocado por la MUD. Dijo que en el caso del sector salud saben que hay derechos fundamentales, como el derecho a la vida, que no dejarán de cumplir, pero instó a los trabajadores a detener sus acciones por 12 horas.

Yelitza Moreno, presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Carabobo, indicó que este 28 de octubre solamente estarán atendiendo las farmacias que les corresponde estar de turno.

“No podemos garantizar que estén presentes los medicamentos de urgencia porque tenemos un desabastecimiento de más del 80%”, añadió.
Moreno que también preside el Consejo de Profesores Jubilados de la Universidad de Carabobo, mencionó que este gremio acatará el paro cívico nacional.

– Gremios empresariales dan libertad –

 

Los principales gremios empresariales del país, así como tres centrales nacionales y más de 70 organizaciones de trabajadores que hacen vida en el estado Carabobo, expresaron su adhesión a la huelga general.

“No somos ni partícipes ni convocantes de la actividad, pero entendemos que es un ejercicio de ciudadanía al cual tienen derecho patronos y empleados por igual”, dijo la presidenta de Consecomercio, Cipriana Ramos en alusión a la convocatoria al paro de actividades de la MUD para este viernes, en protesta por la suspensión del referendo revocatorio contra Nicolás Maduro.

Ramos destacó que las amenazas de dirigentes del gobierno, entre ellos el presidente Maduro y el ministro de la Defensa Valdimir Padrino López, de tomar las empresas que cierren este viernes, no amedrentan a nadie.

“Miles de empresas están cerradas porque no pueden producir o no tienen nada que vender”, dijo, agregando que cada quien es autónomo de apoyar o no la protesta, aunque el llamado es a participar.

Fedecámaras también deja a libre elección de cada empresario la decisión de si sumarse o no al llamado de la MUD, tomando en cuenta que se trata de una forma de ejercer sus derechos como venezolano.

El gremio industrial, por su parte, exhortó a las empresas del área a que den libertad a los trabajadores que quieran participar en la actividad convocada para este viernes 28 de octubre.

A través de un comunicado y tras aclarar que la protesta es un derecho constitucional, Conindustria aclara que “entiende que todo el país debe cerrar filas en torno al absoluto e irrestricto cumplimiento de la Constitución y de las libertades individuales, sociales y políticas en ella establecidas. Las instituciones y los órganos del poder público deben estar al servicio del ciudadano, y garantizarles a ellos el ejercicio pleno de los derechos constitucionales en el orden individual, político, social y económico”.

Para el organismo, “Venezuela necesita inmediatamente una rectificación profunda y un cambio de rumbo en lo económico y en lo político-institucional para generar bienestar para los venezolanos”, razón por la cual hace un llamado a sumarse a la protesta.

La Cámara Venezolana de la Construcción adopta igual posición al hacer un diagnóstico negativo del sector y recordar que este es consecuencia de las políticas públicas erradas y la criminalización de la empresa privada.