<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Cerró agosto y el BCV vuelve a incumplir con publicación de indicadores

Los primeros ocho meses del año se fueron y aún el Banco Central de Venezuela no ha publicado los resultados de los principales indicadores macroeconómicos como la inflación y el crecimiento económico.

Cerró agosto y el BCV vuelve a incumplir con publicación de indicadores

Cómo va la inflación, la escasez y la economía lo sabe perfectamente el venezolano con su vivencia diaria y no porque el gobierno se lo informe. Pero para economistas, empresarios o inversionistas que requieren de la información oficial de las principales variables macroeconómicas del país, aún resulta todo un misterio.

Finalizó el primer semestre de 2016 y el Banco Central de Venezuela (BCV) y el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) aún no publican los resultados del Indice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) de enero a julio. Tampoco ha dado a conocer la data del Producto Interno Bruto (PIB) del primer y segundo trimestre del año.

También se desconocen los resultados de la Balanza de Pagos y el monto de las importaciones y exportaciones del país que se produjeron en ambos períodos.

El retraso de estas y otras cifras oficiales lleva ya varios años y los analistas han señalado que la ausencia de las variables genera una alta incertidumbre en los agentes económicos, afecta aún más el riesgo país de Venezuela, impide que el sector privado pueda planificar y afecta la credibilidad del BCV.

Pero no solo se trata de 2016, tampoco ha dado a conocer los datos de la inflación y de crecimiento económico del último trimestre del año 2015. El BCV dejó también de informar desde finales de 2013 el Índice de Remuneraciones del sector público y privado, el cual reportaba trimestralmente.

Otro retraso que tiene el Banco Central es la publicación del boletín mensual en el cual se difunden las cifras de la gestión fiscal del Gobierno central y en el cual se incluyen las cifras de ingresos, gastos, déficit y cuentas en Tesorería Nacional.

De acuerdo a normas y reglamentos del instituto emisor, las cifras de la inflación deben informarse los primeros 10 días de cada mes y el PIB al mes y medio después de culminar cada trimestre. No obstante, la reforma a la Ley del BCV decretada por el presidente Nicolás Maduro a través de la Habilitante, establece que el organismo podrá suspender “transitoriamente” la publicación de información estadística, cuando sea “requerido por el Ejecutivo Nacional” y el Directorio del BCV podrá clasificar como confidencial o secreta, alguna información que pudiera derivar perjuicios para los intereses generales.

Se agrega -sin embargo- que la suspensión de la data macroeconómica también puede llevarse a cabo si se presentan “situaciones internas o externas que representen una amenaza a la Seguridad Nacional y a la estabilidad económica de la Nación”.

De acuerdo a previsiones de bancas de inversión, organismos multilaterales como la Cepal, el FMI y el Banco Mundial, así como de analistas locales, Venezuela cerrará el año 2016 con un incremento en los precios de entre 300% y 700%; lo que la ubicaría como el país con mayor inflación del mundo por tercer año consecutivo. Mientras, calculan una caída de la economía de entre 4% y 7%, confirmando así la recesión del país.