Chevron tiene licencia para operar en Venezuela hasta junio de 2022

La licencia emitida por el Departamento de Estado de Estados Unidos permite realizar los pagos y gastos indispensables para funcionar, pero no deja que la empresa contrate más personal ni emprenda operaciones de ampliación o nuevas inversiones

Chevron tiene licencia para operar en Venezuela hasta junio de 2022

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos extendió la licencia de la petrolera estadounidense Chevron para operar en Venezuela. La prorroga autoriza a Chevron y a otras empresas de servicios petroleros como Halliburton, Schlumberger Limited, Baker Hughes Holdings LLC y Weatherford International Public Limited Company a permanecer en Venezuela para mantener sus operaciones en el país hasta el 21 de junio de 2022.

«Todas las transacciones y actividades prohibidas por la EO 13850 (…) que normalmente son necesarias para la liquidación de operaciones, contratos u otros acuerdos en Venezuela que involucren a PDVSA o a cualquier entidad en la que PDVSA posea, directa o indirectamente, una participación del 50% o más, y que estuvieran vigentes antes del 26 de julio de 2019, están autorizadas hasta el 1 de junio de 2022«.

Según el comunicado oficial de la OFAC firmado por su director en funciones Bradley T. Smith, la licencia permite «las transacciones y actividades necesarias para la seguridad o la preservación de los activos en Venezuela» que incluyen: transacciones y actividades necesarias para garantizar la seguridad del personal, o la integridad de operaciones y activos en Venezuela; participación en reuniones de accionistas y de la junta directiva; la realización de pagos de facturas de terceros por transacciones y actividades autorizadas.

Sin embargo, esta licencia permite realizar los pagos y gastos indispensables para funcionar, pero no puede contratar más personal ni emprender operaciones de ampliación o nuevas inversiones. El Departamento del Tesoro no  autoriza a las empresas estadounidenses a «la perforación, levantamiento o procesamiento, compra o venta, o transporte o envío de cualquier petróleo o producto petrolero de origen venezolano».

Ni seguros ni reaseguros

Tampoco la provisión o recepción de seguros o reaseguros con respecto a operaciones sí autorizadas; ni el diseño, construcción, instalación, reparación o mejora de cualquier pozo u otras instalaciones o infraestructuras en Venezuela o la compra o suministro de cualquier bien o servicio excepto cuando se requiera por seguridad.

«Esta licencia general no autoriza cualquier transacción o trato relacionado con la exportación o reexportación de diluyentes, directa o indirectamente, a Venezuela; Cualquier préstamo, acumulación de deuda adicional o subsidio a PDVSA», o a cualquier entidad en la que PDVSA posea, directa o indirectamente, una participación del 50 por ciento o superior, incluso en especie.