<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

China impulsó inversión extranjera en Venezuela en 2015, según la Cepal

Los datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) señalan que en 2015 la Inversión Extranjera Directa (IED) hacia Venezuela totalizó $1.383 millones.

China impulsó inversión extranjera en Venezuela en 2015, según la Cepal

Esto representa un alza de 153% con respecto a 2014, la variación más alta registrada por los países de la región el año pasado. No obstante, el informe señala que «la compleja situación política y económica de la República Bolivariana de Venezuela ha tenido efectos negativos en las entradas de IED».

El organismo destaca el papel de las empresas chinas en el comportamiento de las inversiones hacia el país, citando la instalación de la planta de autobuses Yutong. En contrapeso, alertó sobre la salida de compañías del sector manufacturero.

«En el sector petrolero todavía hay actividad de empresas de otros países, pero en manufacturas, las empresas internacionales desgravan gran parte de sus inversiones», indica el texto.

El director ejecutivo de Consejo Nacional de Promoción de Inversiones (Conapri), Eduardo Porcarelli, apunta a otras posibilidades de carácter técnico que pueden explicar el aumento de los flujos de capital.

«En nuestro caso hay una parte de reinversiones, excedentes o ganancias que no logran ser convertidas en divisas y que se quedan en el país. También la metodología de registro de inversiones considera como inversión extranjera aquellas ganancias que solicitan divisas para ser enviadas a casa matriz y que están esperando obtenerlas. Una vez que se les asignan las divisas para ser repatriadas ya no son consideradas inversión extranjera», explicó a El Estímulo.

Acotó que los recursos que ingresaron al país representan menos de 1% de las inversiones totales registradas en América Latina y el Caribe el año pasado por el organismo.

En términos nominales, la inversión extranjera en Venezuela fue la cuarta más baja de América del Sur, superando únicamente a Paraguay ($283 millones), Bolivia ($503 millones) y Ecuador ($1.060 millones).

Fuente Cepal

Fuente Cepal

La Inversión Extranjera Directa (IED) en América Latina cayó 9,1% en 2015 totalizando $179.100 millones, su nivel más bajo desde 2010, por menores inversiones en minería e hidrocarburos, y la crisis de Brasil.

Para 2016, la Cepal «proyecta que la IED se mantendrá en niveles inferiores a los alcanzados en los últimos años, en línea con las perspectivas económicas», disminuyendo hasta 8%, dijo un comunicado del organismo de las Naciones Unidas con sede en Santiago.

El descenso registrado en 2015 en América Latina y el Caribe contrasta, no obstante, con el dinamismo observado a nivel global.

El año pasado, los flujos mundiales de IED aumentaron 36%, llegando a un monto estimado de $1,7 billones, empujados por una intensa ola de fusiones y adquisiciones, sobre todo transfronterizas, focalizada en los países desarrollados, en particular Estados Unidos.

La disminución de los flujos en América Latina «se explica por la caída de la inversión en sectores vinculados a los recursos naturales, principalmente minería e hidrocarburos, y la desaceleración del crecimiento económico, sobre todo en Brasil», cuya economía cayó 3,8% en 2015.

Pese a la baja general, los resultados por países fueron dispares en la región. En Brasil la IED se redujo 23% a $75.075 millones, aunque el país se mantuvo como el principal receptor de estos flujos en la región (acumulando 42% del monto total).

Para México, el segundo mayor receptor, las entradas de inversiones aumentaron 18%, alcanzando $30.285 millones, uno de sus niveles más altos en siete años, focalizadas en la industria automotriz y las telecomunicaciones.

La disminución del valor de los minerales afectó negativamente a Chile, cuya IED cayó 8%, llegando a $20.457 millones, mientras que en Colombia disminuyó 26%, totalizando $12.108 millones.

En Argentina, en tanto, las entradas aumentaron 130% hasta los $11.655 millones, alza que se explica porque en 2014 se contabilizó la nacionalización de 51% de YPF realizada en 2012 (que significó una desinversión de cerca de $6.000 millones en 2014).

En Centroamérica los ingresos de IED aumentaron 6%, totalizando $11.808 millones. Con 43% del total, Panamá continúa siendo el principal receptor en la subregión.

Con información de Nicolle Yapur y AFP.