<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

China sale a la defensa de Huawei y critica "golpes bajos" de EEUU

Los servicios de inteligencia estadounidense señalan que Huawei permite que las autoridades chinas utilicen sus equipos para vigilar las comunicaciones y los tráficos de datos

China sale a la defensa de Huawei y critica "golpes bajos" de EEUU

China fustigó el jueves los «golpes bajos» de Washington contra Huawei. Además, denunció las «discriminaciones raciales generalizadas» en Estados Unidos, en respuesta a las críticas estadounidenses sobre los derechos humanos.

Las relaciones entre las dos potencias mundiales están cada vez más tensas sobre diferentes cuestiones: comercio, Hong Kong, el mar de China Meridional o la minoría de los uigures.

Es en este contexto que Estados Unidos anunció el miércoles restricciones de visado contra directivos de empresas tecnológicas chinas, entre ellas Huawei, que dan «apoyo material» a violaciones de los derechos humanos.

¿De qué se le acusa a Huawei?

Las acusaciones de Estados Unidos respecto a Huawei son varias. Washington culpa al grupo chino de no respetar el embargo contra Irán, de realizar labores de espionaje industrial y de robar tecnologías. Estas denuncias se dan en un contexto de guerra tecnológica y comercial entre Estados Unidos y China.

Pero, para Estados Unidos, el principal riesgo estaría por llegar. Tanto por el papel que debe jugar, determinante para el «internet de los objetos», como por su propia estructura, más descentralizada, la 5G representa un desafío importante en términos de ciberseguridad.

Sin embargo, los servicios de inteligencia estadounidense temen que Huawei permite que las autoridades chinas utilicen sus equipos para vigilar las comunicaciones y los tráficos de datos en un país. Unas acusaciones que el grupo chino rechaza vehementemente, asegurando que si los servicios de inteligencia chinos le pidieran algo así, rechazaría su demanda tajantemente.

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, acusa a Huawei de instalar tecnología de vigilancia en Xinjiang, una zona en el noroeste de China. En este lugar se estima que un millón de uigures y otros miembros de etnias musulmanas están internados en campos.

«Lo que hace Estados Unidos no tienen nada de limpio. Son, simplemente, golpes bajos», criticó el jueves Hua Chunying, una portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores.

«El único error de Huawei es ser china», declaró ante la prensa.

La portavoz también denunció las acusaciones de Washington en materia de derechos humanos. Además, fustigó el intervencionismo de Estados Unidos en el extranjero y las «discriminaciones raciales generalizadas» en el interior del país.

«Si Pompeo quiere hablar de derechos humanos, tendría que preguntarle a George Floyd y a los miembros de las minorías étnicas en Estados Unidos qué piensan de ello», ironizó Hua en alusión al afroestadounidense que murió asfixiado por un policía a finales de mayo.