Citgo presenta mejorías y estabilidad en nueve meses de nueva gestión

En un informe presentado en Houston, la directiva de Citgo reportó mejoría en sus operaciones y en su capacidad de responder a las exigencias del mercado a través de un conjunto de políticas de saneamiento y estabilidad implementadas bajo la gestión de la nueva junta directiva

La filial petrolera de Pdvsa en Estados Unidos, Citgo, que desde hace nueve meses tiene una nueva administración designada por el Presidente de la Asamblea Nacional (AN) Juan Guaidó, rindió cuentas a su accionista en Houston y mostró mejorías que le permiten responder mejor a las exigencias del mercado.

En un informe presentado en Houston, la directiva de Citgo reportó mejoría en sus operaciones y en su capacidad de responder a las exigencias del mercado a través de un conjunto de políticas de saneamiento y estabilidad implementadas bajo la gestión de la nueva junta directiva designada por el líder opositor Juan Guaidó, a quien casi 60 países reconocen como presidente encargado.

Según un comunicado de prensa emitido por la empresa, durante el primer semestre del año se completaron con éxito los planes anuales de mantenimiento de la Refinería de Corpus Christi, ubicada en el estado de Texas de EEUU.

Para lo que va del segundo semestre, se están realizando labores de mantenimiento en las refinerías de Lake Charles y Lemont ubicadas en Illinois y Luisiana. El comunicado destaca que gracias a estos trabajos se ha logrado aumentar la capacidad de refinación en 20 mil barriles diarios en las plantas de Lemont y Corpus Christi.

Utilidad de 94%

La nota de prensa reseña también una optimización en la utilidad de las plantas. Según la compañía, se logró también una «optimización en los niveles de utilización de las refinerías, llegando a registrar en promedio hasta 94% en el tercer trimestre».

De la misma manera, también reportaron un aumento en la capacidad de exportación de productos terminados que representa un 36% de de la producción de sus refinerías. La compañía señala que una vez estén dadas las condiciones, Citgo puede procesar incluso el crudo que se produzca en Venezuela para acelerar la recuperación de la producción petrolera del país.

El éxito del informe no solo destaca por la precaria situación en la que la nueva junta directiva recibió la empresa —endeudada y a punto de ser embargada— sino también por la adversidad que se ha presentado este año en las refinerías del golfo estadounidense.

«En los primeros 9 meses del año, la compañía registró beneficios, siendo rentable en un año adverso para las refinerías del golfo de EE.UU. Además, se logró refinanciar con éxito el 70% del total de la deuda de sus entidades, avanzando en la consolidación de un balance financiero positivo que da seguridad a los trabajadores, confianza a los clientes, suplidores y acreedores, y responde a la responsabilidad de maximizar el valor de la compañía y proteger sus activos al accionista» señaló la compañía.

Más mejoras en camino

La filial petrolera venezolana está en busca de una recuperación óptima de la empresa. Por esta razón, destaca el comunicado, han implementado también procesos de auditoria a lo largo de todo el año con el objetivo de elevar los estándares de profesionalización.

Además, indicaron que se están llevando a cabo una investigación «exhaustiva» de las potenciales irregularidades que pudieron haberse suscitado bajo las gestiones anteriores, colaborando así con las investigaciones del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Citgo es una empresa venezolana filial de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) en Estados Unidos. Esta compañía es una pieza fundamental dentro de la industria petrolera venezolana y hasta hace poco estuvo a punto de ser embargada por los tenedores de bonos Pdvsa 2020.

La posibilidad de un embargo sigue estando presente. No obstante, la junta designada por el líder opositor Juan Guaidó consiguió recientemente llegar a un acuerdo temporal con los acreedores para evitar que la compañía sea absorbida por la imposibilidad de pagar la deuda.

¿Qué sucedió?

Hasta enero de este año Citgo estuvo bajo el control del líder chavista Nicolás Maduro, sin embargo, el reconocimiento de Juan Guaidó como presidente interino por parte de Estados Unidos, permitió a la AN designar una nueva junta directiva que pudiera manejar la compañía en territorio americano.

Tanto la AN como la nueva junta han estado en conversaciones para renegociar la deuda del bono 2020.

El bono Pdvsa 2020 corresponde a un pago de 913 millones de dólares que ni el régimen de Maduro ni la AN ha podido pagar a los acreedores. En pocas palabras, si la deuda no se paga, el país perdería a su filial petrolera más importante.

Aun así, la gestión de Guaidó y el respaldo que ha brindado el Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha permitido ganar tiempo para buscar formulas que permitan pagar la deuda.