<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Colapso de los precios obliga a Pdvsa a revertir expropiaciones en Zulia

Por primera vez en 7 años existe una posibilidad real de que el gobierno reconsidere su política con respecto a los servicios conexos de las actividades petroleras y, con esto, las expropiaciones que llevó a cabo sobre las empresas del sector en el año 2009.

Colapso de los precios obliga a Pdvsa a revertir expropiaciones en Zulia

Las palabras del ministro de Petróleo y presidente de Pdvsa, Eulogio del Pino, durante la Asamblea Anual de la Cámara Petrolera de Venezuela, representaron para los empresarios del sector una gran revelación: el reconocimiento por parte del gobierno de que se había equivocado en su decisión de expropiar a las empresas que prestaban servicios en el Lago de Maracaibo y reservar sus actividades únicamente al Estado.

Con esto, quedó demostrado que en tiempos de crisis cambian muchas cosas. “Debemos ir a nuevo modelo con mayoría del sector privado y eso pasa por un reconocimiento de errores: creo que lo que se hizo en el Lago de Maracaibo tuvo muchos errores, debemos reconocerlo y hemos ido a un esquema en el cual a todos aquellos empresarios que aún quieran continuar vamos a devolverle sus actividades”, dijo Del Pino, citado por la revista especializada Petroguía

Esta decisión no es fortuita. La producción en la Dirección de Occidente, que incluye las divisiones Lago, Costa Occidental, Costa Oriental y Sur del Lago Trujillo, ha caído en 243.000 barriles diarios entre 2009 y 2015, según los más recientes datos de Pdvsa. En esta región se extrae crudo ligero, un producto más rentable y fácil de colocar en el mercado internacional que el extrapesado de la Faja del Orinoco.

Los analistas culpan de este declive a la ineficacia de la estatal para manejar las operaciones que anteriormente estaban en manos de los privados cuyos activos fueron expropiados. A esto se suman las deudas con las transnacionales que prestan servicios petroleros, como Halliburton, Schlumberger y Weatherford, con las cuales ya alcanzaron un acuerdo de pago en instrumentos financieros que permitió evitar la suspensión de sus operaciones en el país.

Ahora, con la caída de los precios del petróleo, Pdvsa busca los medios para bajar sus costos operativos y, al mismo tiempo, levantar la producción de crudo. Las estrategias pasan por repensar los convenios con empresas mixtas y de servicios.

De acuerdo con el diputado Elías Matta, vicepresidente de la Comisión de Energía y Petróleo de la Asamblea Nacional, los activos de 74 empresas fueron nacionalizados en 2009 por orden del presidente Hugo Chávez. Sin embargo, si se toman en cuenta las compañías subcontratadas por estas firmas para determinados procesos, el número de afectados asciende a 140.

«Alguien convenció a Chávez de que los servicios asociados a las actividades primarias de hidrocarburos debían ser considerados estratégicos y, por lo tanto, solo el Estado podía realizarlos», sostuvo el parlamentario, quien el 12 de julio introdujo en plenaria de la Asamblea Nacional una reforma a la Ley Orgánica que Reserva al Estado Bienes y Servicios Conexos a las Actividades Primarias de Hidrocarburos, cuyo contenido es el reflejo de esta convicción del entonces presidente.

Explicó que esta legislación, publicada en Gaceta Oficial 39.173 el 07 de mayo de 2009, fue la que desencadenó las expropiaciones de lanchas, gabarras, grúas y demás activos de las empresas que prestaban servicios a la extracción en el Lago de Maracaibo. Actualmente, afirmó, los equipos están deteriorados y en desuso.

Aunque el diputado felicita el reconocimiento de Del Pino, reitera la necesidad de que se haga justicia para las empresas que no fueron debidamente compensadas. Precisó que el gobierno solo les ha pagado a 7 compañías y, tras llegar a un acuerdo con otras 17, terminó cancelando solo un tercio de lo prometido.

Indicó que la iniciativa legislativa responde al acercamiento de un grupo de estas empresas (entre 15 y 20, calculó), que acudieron a la Comisión de Energía y Petróleo para pedir dos cosas: la reforma de la Ley que reserva al Estado los Servicios Conexos y la restitución de una comisión que existía en Pdvsa para tratar los casos de expropiación.

Esta reforma, al contrario de la mayoría de las iniciativas que surgen de la AN -ahora de mayoría opositora- no fue rechazada de plano por el sector oficial, lo cual, para Matta, ya refleja un cambio de actitud del gobierno con respecto al tema. Recordó que el diputado Asdrúbal Chávez, quien además fue ministro de Petróleo y Minería, asumió la vocería del PSUV durante la primera discusión del proyecto y, aunque decidió abstenerse de apoyarlo, no votó en su contra.

«Consideramos que toda ley es perfectible, que se puede revisar pero tiene algunos elementos que deben ser profundizados para poder llevarla adelante, por ahora nos reservamos el apoyo a la misma. Queremos hacer las discusiones correspondientes en la comisión de Energía y Petróleo», sostuvo Chávez en el debate.

Matta informó que a principios de septiembre se realizará una consulta pública en la Costa Oriental del Lago para realizar las revisiones pertinentes y poder llevarlo a segunda discusión. También admitió que algunas empresas están interesadas en que la reforma avance para poder retomar sus operaciones. «Si las cosas se hacen como son, se calcula que la producción en la zona podría subir entre 150 y 200 mil barriles diarios», resaltó.