Colombia insiste en no abrir paso vehicular con Venezuela

Luego de los anuncios del presidente venezolano de abrir 11 estaciones de servicio más en la frontera, incluyendo una en Santa Elena de Uairén, en el estado Bolívar, voceros del gobierno colombiano reiteraron la lucha contra el contrabando de gasolina venezolana.

Colombia insiste en no abrir paso vehicular con Venezuela

Aseguran que al no permitir el paso vehicular por el puente internacional Francisco de Paula Santander que une a Cúcuta con Ureña, no habrá mucha posibilidad de que habitantes de Colombia puedan pasar a comprar combustible en Venezuela.

La decisión de vender gasolina a precio internacional en Venezuela es soberana y sobre eso Colombia no puede hacer ninguna observación, lo que si es cierto es que no se ha habilitado el paso de vehículos colombianos hacia el vecino país, ni viceversa para la compra de combustible, informó el gobernador del departamento Norte de Santander, frontera con Venezuela, William Villamizar.

“El paso por los puentes está completamente restringido para todo tipo de vehículos y la reanudación corresponderá al diálogo en mesas conjuntas en donde los dos gobiernos intervengan y todavía no hay posibilidad de acuerdo”, dijo el gobernador colombiano.

El pasado 2 de enero el gobierno de Venezuela anunció que se iniciaba la venta de gasolina a precio internacional. Dos estaciones de servicio (La laguna y la 95) fueron habilitadas en el municipio Pedro María Ureña, en el Táchira para la venta de gasoil y gasolina.

A pesar que las máquinas despachadoras de combustibles fueron adecuadas para registrar el cobro del hidrocarburo en pesos desde finales de diciembre de 2016, hasta la fecha no se ha logrado surtir ni al primer tanque de un vehículo procedente del vecino país.

– Se blindan contra el contrabando –

El gobierno de Colombia continúa su trabajo para erradicar o al menos disminuir la llegada de combustible venezolano de manera ilegal a ese país.

En reunión realizada entre funcionarios del Ministerio de Minas, representantes de la Cancillería de Colombia y el gobernador del Norte de Santander, William Villamizar, se acordó que en el término de un mes se hará un ajuste en la redistribución del cupo de combustible colombiano a las estaciones de servicio de Norte de Santander en el marco de la lucha contra la venta ilegal de gasolina.

La Gobernación de Norte de Santander solicitó al gobierno de Colombia que se varíe la distribución del hidrocarburo en los municipios de la zona.

Actualmente, se encuentra vigente la distribución del 50% de gasolina y 50% de ACPM, (Gasoil), sin embargo los alcaldes del departamento vecino a Venezuela, propusieron al Ministerio de Minas de Colombia, se reconsidere la distribución actual porque no en todos los municipios de Norte de Santander se requiere la misma cantidad de gasolina o ACPM.

“Hay algunos municipios en donde el consumo de ACPM es más alto y esto ayuda a incrementar el contrabando de la gasolina. Por eso es la propuesta de traer el combustible necesario a cada zona para no crear la necesidad de facilitar la compra de gasolina de contrabando”, dijo Villamizar.

El departamento Norte de Santander tiene asignado un cupo de 12 millones de litros de combustible al mes de los cuales 9 millones se estarían consumiendo, quedando un remanente de aproximadamente de 3 millones de litros que, a juicio de Villamizar,  lo estaría absorbiendo el contrabando de gasolina venezolana.

“El remanente que nos queda es lo que se consume de gasolina de contrabando. Tuvimos un momento en el que las restricciones fueron más fuertes y este cupo se consumió casi todo”, explicó.

A través de las acciones implementadas por la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa), el Ejército Nacional y la Secretaría de Hacienda se está buscando disminuir el contrabando y las bandas delictivas en torno a ese negocio, dijo Villamizar.

“Mantener el cupo de 12 millones de litros de combustible asignados nos permitirá que lleguen recursos importantes para el departamento, los municipios y las entidades de control”, precisó el mandatario norte santandereano.