<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Comerciantes denuncian arbitrariedades en mercados municipales

Concesionarios y trabajadores se quejan de la presencia militar que los obliga a cerrar cuando se venden productos regulados. Esperan conversar con las alcaldías para plantear su propuesta de autogestión.

Comerciantes denuncian arbitrariedades en mercados municipales

La Asociación de Trabajadores, Emprendedores y Microempresarios (Atraem) que laboran en mercados municipales denunciaron en la Asamblea Nacional (AN) arbitrariedades de parte de las autoridades militares y falta de comunicación con las alcaldías, lo que está ocasionando bajas en las ventas y cierre de locales.

Vicente Carías, coordinador de Atraem Mercados, señaló que en un foro organizado con la Comisión de Participación Ciudadana de la AN, se planteó la ausencia de diálogo entre los trabajadores de los mercados y las autoridades municipales.

«Aquí instituciones como Imerca (Integral de Mercados y Almacenes C.A.) solo dan ordenes sin ningún tipo de intercambio de opiniones con los concesionarios, por esta razón y otras más levantamos la bandera de la autogestión para seamos los que hacemos vida allí los que administremos y pongamos a valer los mercados”, dijo en una nota de prensa.

Carías calificó de inconsulta la presencia militar en los mercados municipales, que si bien asegura que la apoyan para resguardar la seguridad de los trabajadores y consumidores, rechazan que sean los uniformados que administren la distribución de los productos.

El presidente Nicolás Maduro ordenó que los mercados municipales estuvieran bajo una autoridad única nacional, adscrita a la Gran Misión Abastecimiento Seguro, que dirige junto al ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López.

“En muchos casos cuando llegan alimentos regulados los mercados son cerrados y solo se expenden este tipo de bienes, ocasionado que los que vendemos otro tipo de cosas no podamos realizar nuestro trabajo. Estas acciones son ordenadas por militares y pueden llegar a ocurrir hasta tres veces a la semana”, dijo Carías.

Afirmó que los Comités Locales de Abastecimientos (Clap) está llevando casi a la quiebra a los concesionarios de los mercados municipales, resaltando que muchos puestos cerraron sus santamarías por las pocas ventas y la fuerte escasez de productos.

“A Guaicaipuro o Quinta Crespo por solo mencionar algunos ha disminuido considerablemente la asistencia de consumidores, la comida es acaparada por los Claps y no llega al pueblo”, enfatizó.

Por su parte, Argenis Urrecheaga, vocero del Frente de Trabajadores No Dependientes, explicó que la solución a los problemas en los mercados no es la militarización sino la autogestión por los propios concesionarios. “Nosotros mantenemos la propuesta que los cuenta propia seamos un mecanismo de distribución de los alimentos a precio justos, derogando el decreto 1.348 que prohíbe la venta de productos de primera necesidad por parte de nuestro sector”.