Comerciantes también piden prórroga para marcaje de precios justos

Consecomercio acordó sumarse a la petición de otros sectores de la economía para solicitar un plazo adicional para adecuarse a la normativa en los términos establecidos.

Comerciantes también piden prórroga para marcaje de precios justos

Como lo han hecho diferentes organismos gremiales, Consecomercio solicitó prórroga a las autoridades para la entrada en vigencia del obligatorio cumplimiento de la Providencia número 057 de la Vicepresidencia de la República y de la Superintendencia de Precios Justos.
La petición se hace con base en demandas de Cámaras sectoriales y regionales afiliadas, cuya dirigencia estima que diciembre no es el mejor momento para cumplir en los términos que reza la norma gubernamental para el marcaje de precios justos.
Las dificultades están relacionadas con el hecho de que su cumplimiento está supeditado al previo cumplimiento de los importadores y de los fabricantes y productores nacionales.
En ambos casos, hoy existen serias complicaciones para que ellos puedan cumplir, en vista de la fecha, como también de las limitaciones operativas a las que se enfrentan empresas nacionales, las cuales registran su explicación más clara en lo que expuso la Cámara de los industriales de alimentos, pero también a la negativa de ciertos fabricantes internacionales, de incorporarle a su sistema fabril un añadido técnico ajeno a lo que predomina en sus mayores volúmenes de producción global, informó el gremio en un comunicado.
Consecomercio señaló que se trata de que la medida “no se convierta en un nuevo obstáculo para el normal funcionamiento de las empresas, y mucho menos para que se vean afectados los consumidores”.
Para muchas de las empresas fiscalizadas, poder funcionar en diciembre con una modesta oferta de bienes para atender la demanda de la fecha, “es casi una alternativa de verdadera salvación, ante todos los problemas que ha debido sortear a lo largo del 2014”, dice el texto.
Adicionalmente, en ciertos casos, cuando se les fiscaliza, no hay comprobación de incumplimiento de las normas. Pero la interrupción ya se ha producido, y la relación con los trabajadores y consumidores se ve seriamente afectada.]]>