<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Comienzan los despidos de trabajadores en planta de Civetchi

Solo se producen tres camionetas al día y temen más despidos una vez que se agote el material existente pues no se ha adquirido insumos para asegurar la operatividad en 2016.

Comienzan los despidos de trabajadores en planta de Civetchi

Seis trabajadores de Civetchi, productora de la marca china Dongfeng, fueron despedidos la pasada semana por la junta administradora que desde junio lleva las riendas de la ensambladora, aparentemente como medida de retaliación por las constantes denuncias que han formulado sobre hechos de corrupción que estarían dándose en la empresa mixta, 51% propiedad del Estado.

“Nos llamaron el viernes pasado a la oficina de Recursos Humanos para anunciarnos que estábamos despedidos”, señaló Jhoan Sarmiento, uno de los afectados, quien señaló que se trata de los trabajadores que han denunciado la corrupción que impera en la empresa, y haber presentado un proyecto de contrato colectivo que ampare a los casi 200 empleados de planta ubicada en Valencia, Carabobo.

Sarmiento destacó que entre los despedidos figuran personas con fueros especiales, como lo son un delegado de prevención y seguridad laboral, un padre a la espera de un hijo, y él mismo, que padece de una discapacidad del brazo izquierdo. “Además, hay una inamovilidad vigente que está siendo violada abiertamente”, dijo.

Recordó también que en virtud de la intervención de la planta en mayo pasado, los trabajadores solicitaron al Tribunal Supremo de Justicia una protección especial para resguardar sus empleos, lo que fue respondido con un amparo para los 200 trabajadores de la ensambladora.

“Solo quieren callarnos porque hemos denunciado la corrupción existente”, dijo Sarmiento, líder de un grupo que en octubre introdujo ante el Ministerio Público una solicitud de investigación por la supuesta venta ilegal de los vehículos producidos por Civetchi por parte de miembros de la junta administradora.

Recordó que esto se puede demostrar solo con solicitar la lista de vehículos ensamblados y compararla con la lista de autos entregados al programa Venezuela Productiva Automotriz, programa al que serían destinadas todas las unidades ensambladas según se estableció al momento de la intervención.

Civetchi, inicialmente una empresa privada propiedad del grupo Falsilori, comenzó a operar en 2012 luego de que sus dueños constituyeran una empresa mixta de la cual el gobierno administra el 51%. Tras una serie de denuncias hechas por los propios trabajadores, el gobierno comenzó una intervención abierta de la empresa en febrero pasado y en junio nombró una junta administradora que cesaría sus funciones este 23 de diciembre.

Sin embargo, desde el momento mismo de su instalación, la empleados han denunciado arbitrariedades cometidas por la junta, cuyos hechos ilegales lejos de desaparecer, estarían en incremento. “Los vehículos que quedan están siendo ofrecidos a través de portales de internet por precios muy superiores. Una camioneta, cuyo precio justo es de Bs 920.000, la venden en Internet hasta por Bs 8,5 millones. Las fotos que muestran son de vehículos en los patios de Civetchi”, afirma Sarmiento.

También denunció el desmantelamiento de unidades en patio, cuyas cauchos y piezas son vendidas por separado o retiradas para ser instaladas en los vehículos utilizados por la directiva.

Civetchi

 

– Producción en rojo –

Además de los problemas laborales, Civetchi no escapa de la crisis que vive el sector automotor. Con capacidad para ensamblar unos 40 vehículos diarios entre camiones y camionetas, la planta labora hoy a menos de 8% de su capacidad tras agotar el material para la producción de vehículos comerciales y limitar el ensamblaje a solo 3 camionetas diarias.

Sarmiento señaló que queda material para producir unas 100 camionetas, y dado que no hay solicitud de material nuevo teme un despido masivo tras agotarse los insumos existentes. “A la junta no le interesa la producción sino comercializar las unidades que están en planta para sacar provecho”, afirmó.

Recordó además que aunque a la empresa llegaron unos 2.000 kits para el ensamblaje de vehículos de pasajero de los modelos AC30 y AC60, la producción no se ha iniciado porque no se han hecho las adecuaciones de línea pertinentes.

De acuerdo con la Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez) en 2014 Civetchi comercializó 3.357 unidades, en su totalidad ensambladas en el país.