<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

¿Comprar o vender? Lo que debes hacer cuando el dólar se dispara

La aparente estabilidad que pudo tener el dólar en algunos meses del 2019, se perdió en lo que va de 2020. Una subida abrupta del tipo de cambio genera incertidumbre en un país que se acostumbra a no solo fijar sus precios en divisas, sino a cobrar en ellas.

¿Comprar o vender? Lo que debes hacer cuando el dólar se dispara

El drama del aumento del tipo de cambio pasa por decidir qué hacer con los dólares que tienes o incluso con los que no tienes. ¿Es tiempo para cambiar los bolívares a divisas o qué se puede hacer con los bolívares que quedan en el bolsillo?

Mientras unos empiezan a preguntarse qué hacer, otros se preguntan por qué sigue subiendo. Para esclarecer lo que está pasando y lo que puede pasar con el tipo de cambio de la divisa, es importante conocer algunas claves.

1. El dólar está barato

Aunque pueda parecer una locura, el dólar sigue estando por debajo del precio de equilibrio en el que se debería encontrar. El hecho es que la hiperinflación que vive Venezuela superó la velocidad del precio del dólar. Esta es la principal razón por la que un dólar compra menos que lo que compraba en enero del 2019.

¿Por qué ocurrió esto? Principalmente por una política monetaria y fiscal que el régimen de Maduro viene desarrollando a través del aumento del encaje legal a la banca y de la desaceleración de la liquidez monetaria.

Estas políticas de Maduro lograron reprimir el precio del dólar, pero en contra de la producción, por lo que la importación continuó siendo un negocio más rentable que producir en el país.

Según datos de Ecoanalítica, en el último trimestre de 2019 el dólar se debía ubicar en 90 mil bolívares para que la importación no fuera más económica que la producción nacional.

2. La divisa seguirá reprimida

Aunque el dólar está subiendo, el economista y analista político Luis Vicente León señaló en su cuenta de twitter que en 2020 la expectativa seguiría siendo la misma.

Según León, la devaluación es absolutamente inevitable e imparable. «Sin embargo, se prevé que la inflación interna continúe siendo superior a esa devaluación, lo que profundiza la sobrevaluación cambiaría, desestimula la producción nacional y estimula las importaciones».

3. Las transacciones en dólares seguirán

En un análisis mostrado por Ecoanalítica para octubre de 2019 señalaba que al menos la mitad de las transacciones que existen en el país se realizaban en dólares, sin embargo, las proyecciones para este 2020 es que esto aumente mucho más.

Luis Vicente León estima que al menos el 79% de las transacciones comerciales que se realicen en el país serán en dólares, lo que implica también que cada vez habrá una demanda mayor de la divisa en un país dolarizado, al menos en sus precios.

¿Entonces? ¿Qué hacer si aumenta el precio de las divisas?

4.Mientras sube, compra insumos

En un evento realizado en octubre del año pasado, el economista Asdrúbal Oliveos señaló a los participantes del Seminario Perspectivas y Desafíos del Sector Agroalimentario, cuál era el principal error que cometían las personas ante una subida abrupta del tipo de cambio.

Mientras muchos optan por comprar dólares mientras está subiendo el precio, la recomendación de Oliveros fue la contraria.

Cuando se registra una subida tan abrupta en el precio de la divisa, lo mejor que se puede hacer con los bolívares es comprar insumos.

La razón fundamental es que el precio del dólar se tarda en algunos casos en trasladarse a los insumos, por lo que esta es la mejor opción.

4. Cuando baje, compra dólares

Por supuesto, si pasa lo inverso y el precio del dólar se desacelera por cualquier factor, entonces la recomendación general sería cambiar los bolívares por divisas, debido a que la caída del precio no implica una caída en los precios de los productos y servicios en el país.

En una economía tan distorsionada como la venezolana, lo más recomendable es estar atentos a los cambios para poder moverse y tomar las decisiones adecuadas para tu bolsillo.