Suspenden salario y beneficios a trabajadores de galletas María Puig

En asamblea celebrada el 27 de agosto, los trabajadores de Productora El Símbolo decidieron separarse de sus puestos alegando condiciones inseguras para continuar las labores en la planta de Las Tejerías, estado Aragua. Días más tarde, la empresa les suspendió el pago de salario y algunos beneficios.

Yecrri Colmenarez, delegado de prevención de la empresa que elabora las galletas María marca Puig, denunció que luego de cesar labores por accidentes de trabajo que no han sido reconocidos por la gerencia, la empresa optó por suspender el pago de salario, así como los beneficios del bono alimentación, transporte y guardería.

El empleador no ha querido reconocer accidentes laborales y patologías de 200 trabajadores a quienes no han querido hacerles la respectiva declaración, dijo a Elestímulo.com.

Tras la celebración de la asamblea, los trabajadores se acogieron al artículo 53, numeral 5 de la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (Lopcymat) que le permite a los empleados «rehusarse a trabajar, a alejarse de una condición insegura o a interrumpir una tarea o actividad de trabajo cuando, basándose en su formación y experiencia, tenga motivos razonables para creer que existe un peligro inminente para su salud o para su vida sin que esto pueda ser considerado como abandono de trabajo».

Colmenarez indicó además que la empresa no ha respetado las vacaciones de 34 trabajadores y que la Inspectoría de Trabajo de La Victoria no ha podido atender sus reclamos.

Desde el jueves pasado los 660 trabajadores de Productora El Símbolo detuvieron la producción en 4 líneas de la empresa, dos de las populares galletas María, una de galletas Katty y otra de obleas.

Con la paralización han dejado de salir al mercado entre 40 y 60 toneladas diarias de estos productos.

Colmenarez aseguró que no retomarán sus labores hasta tanto la empresa no se haga responsable por las demandas que hacen los trabajadores.

El dirigente señaló que el alcalde del municipio Santos Michelena, Alcides Martínez, hizo un llamado a entablar una mesa de diálogo para buscar salidas al conflicto laboral que mantiene detenida la producción de galletas María.