Coronavirus, una epidemia que contagia la economía mundial

Aunque las principales empresas del mundo intentan sortear los efectos del virus, la mayoría registran caídas en la bolsa que temen se extiendan en el tiempo. A estas también se le une la preocupación de la industria petrolera, cuyos precios bajaron en los últimos dos días

El coronavirus se propaga y no solo se lleva la vida de miles de personas, sino también la estabilidad económica global. La paralización de actividades económicas en China y ahora en parte de Europa genera intranquilidad ante el futuro financiero.

El virus en la bolsa

Wall Street bajó este martes por segunda jornada consecutiva por temores persistentes de los inversores a que la epidemia del nuevo coronavirus se expanda en el mundo.

El índice principal de la bolsa neoyorquina, el Dow Jones Industrial Average, perdió 3,15% a 27.081,36 unidades. Esto completa casi 7% de caída desde inicios de semana.

El tecnológico Nasdaq en tanto cedió 2,77% a 8.965,61 puntos. El S&P 500 de las mayores empresas en bolsa perdió 3,03% a 3.128,21.

Según Gregori Volokhine, CEO de Meeschaert Financial Services, el mercado se preocupa ante la propagación de la epidemia del nuevo coronavirus, en particular en Italia donde se registraron 322 casos y 10 fallecidos.

«Para un inversor estadounidense (…) poco a poco, hay que revisar a la baja las tasas de crecimiento global», explicó este experto.

Medidas de las grandes empresas

Algunas empresas, como United Airlines, suspendieron el lunes por la noche la difusión de sus previsiones de resultados para 2020, debido a que los escenarios posibles son demasiados como para fijar un objetivo.

Otras empresas como Apple, Procter & Gamble o  Coca-Cola advirtieron que la epidemia afectaría sus ganancias.

Pronóstico de la Casa Blanca

El principal consejero económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo este martes a la cadena de información financiera CNBC, que la epidemia no sería una tragedia económica.

«Si usted invierte a largo plazo, pienso que debe pensar seriamente en volver al mercado de acciones donde los resultados fueron excelentes en el largo plazo», resumió, en línea con la postura del presidente Donald Trump.

La aversión al riesgo permanecía igualmente alta en el mercado, y el rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años alcanzó su mínimo histórico, 1,3055%, por la alta demanda de estos papeles.

El crudo tampoco está libre de contagio

Los precios del petróleo terminaron en fuerte baja este martes al igual que el lunes. La propagación de la epidemia de nuevo coronavirus fuera de China aumenta el temor a un descenso de la demanda de crudo.

El barril de crudo light sweet (WTI) para entrega en abril en Estados Unidos bajó 3%, a 49,90 dólares, por debajo del nivel simbólico de 50 dólares por barril.

En Londres, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en abril cedió 2,4%, finalizando a 54,95 dólares.

El lunes el WTI y el Brent perdieron 3,7% y 3,8%, respectivamente.

En este contexto,los miembros de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) y Rusia se reunirán la semana próxima en Viena para abordar una estrategia de precios.

«Si no anuncian ningún recorte sustancial de la producción a corto plazo, los precios volverán a bajar sin dudas», predijo James Williams, analista de WTRG.